Cine Mental con Neuroestimulación Contemplativa

La neuroestimulación contemplativa es una tecnología mental que se fundamenta en el uso intencionado de paisajes emocionales y entornos inmersivos elaborados con Neuroarte, para crear diversos diseños de relajación visionaria y tecnologías mentales aplicadas, que tienen el objetivo de generar una experiencia interior llamada cine mental, basada en imágenes oníricas o sueños lúcidos, en donde la persona recibe instrucciones para mejorar su vida, solucionar problemas y sanar el alma.

Baño de Sonidos 1

Contexto del Tema

La Neuroestimulación Contemplativa se enmarca al interior del tema de metodologías psicoespirituales o tecnologías mentales (de la conciencia, de lo sagrado), que corresponden a los diversos puentes que conectan la realidad física con la realidad espiritual, los cuales se dividen en dos líneas principales, la línea chamánica maneja técnicas con sustancias y la línea mística maneja técnicas sin sustancias, a esta última línea pertenece la Neuroestimulación Contemplativa, caracterizada por conectar con estados de meditación profunda que luego se convierten en canalización y sanación.
Todas las metodologías psicoespirituales tienen el común denominador que le sirven sólo a un pequeño grupo de personas con un perfil muy específico, como personas neuroactivas, buscadores espirituales, amantes de la naturaleza y artistas, debido a que las técnicas sin sustancias como el yoga y la meditación, para un gran porcentaje de la población son difíciles de aplicar o simplemente no les fusiona, y las técnicas con sustancias como plantas sagradas o enteógenos, popularmente son satanizadas y legalmente son prohibidas, debido a que no se ha institucionalizado ningún punto de referencia para su manejo terapéutico, entonces son muchas las personas que utilizan sustancias psicoactivas sin darles un manejo adecuado por lo que caen en la drogadicción.
El ser humano para su equilibrio, tiene una necesidad intrínseca de trascendencia y de conexión interior, y por ello todas las culturas tribales de la humanidad manejaron las tecnologías mentales, excepto nuestra cultura occidental, que como no las maneja entonces tiene prohibido todo lo relacionado a la modificación voluntaria de la mente, lo cual hace que este tema  se transforme en problemas de salud pública como el alcoholismo y la drogadicción.
En medio de este contexto surge la Neuroestimulación Contemplativa como la primera tecnología mental universal, teniendo en cuenta que reúne las siguientes características: Conecta sin sustancias con los niveles más profundos de la psique (tercera y cuarta atención), genera experiencias transpersonales, activa momentáneamente el potencial cerebral y el modo cognitivo espiritual, genera estados de meditación profunda y sanación, activa las habilidades mentales básicas como canalización, telepatía, lectura del campo energético, sabiduría organísmica y ensoñación, no tiene ninguna contraindicación, funciona con cualquier persona, no genera rechazo social ni está prohibida como las sustancias psicoactivas, funciona siempre y lo único que varía son los niveles de profundidad en la conexión. Estas características convierten a la Neuroestimulación Contemplativa en la base de las tecnologías mentales aplicadas, ya que puede utilizarse en contextos diferentes al misticismo, con el objetivo de poder llevar los beneficios del trance terapéutico a diversos campos sociales, como medicina, educación, deporte, ciencia, arte, ecología, entretenimiento y salud organizacional, lo que equivale a una especie de continuación o de rama paralela de la Medicina Psicodélica, la cual también utiliza las propiedades terapéuticas de las experiencias transpersonales como complemento a la psicoterapia.
Juan David Silva, creador de la Neuroestimulación Contemplativa, lleva 12 años investigando la activación del potencial cerebral con Neuroarte por medio de presentaciones y terapias con su grupo de música ancestral Naguálica, igualmente ofrece servicios de relajación visionaria, talleres de sanación con sonidos sagrados, y prototipos de neuroestimulación contemplativa, por medio de su página culturaneuroactiva.com (culturaneuroativa@gmail.com).

Antecedentes: La Medicina Psicodélica

En los años sesenta la medicina psicodélica experimentó tratamientos de problemas mentales con LSD, con grandes logros en el tema de terapias psicológicas, pero debido a la prohibición de las sustancias psicoactivas, esta medicina se dio a la búsqueda de lograr acceder directa y fácilmente al inconsciente sin la ingestión de sustancias enteógenas o psicodélicas fuertes como el Yagé o el LSD y con su igual eficacia, y si se hallaron técnicas de conexión interior como por ejemplo la Respiración Holotrópica o la Terapia Perceptual Afectiva, pero estas técnicas pese a que si logran establecer una conexión con el inconsciente, la falla es que no logran sostener la conexión por mucho tiempo, y esto es imprescindible ya que sólo en estos niveles de profundidad se logran tener experiencias transpersonales de alto poder terapéutico. Por otra parte, existen metodologías psicoespirituales para alcanzar estados de trance, propias de las tradiciones místicas orientales, hindúes o chamánicas, pero estos métodos son de alta complejidad y no alcanzan a ser acogidos e implementados por las masas sociales, ya que sólo pueden acceder a ellos pequeños círculos de personas que se convierten en comunidades terapéuticas.
Encontrar el método que sea capaz de conectar sin sustancias a cualquier persona con Segunda, Tercera y Cuarta Atención, de una manera fácil, efectiva, segura, y que no presente ninguna resistencia social ni tenga penalización de la ley, se ha convertido en el más grande obstáculo de la Medicina Psicodélica y de la Psicología Transpersonal, teniendo en cuenta que las experiencias transpersonales que se obtienen en los estados de consciencia no ordinaria, es lo que mayor poder de resolución tienen al interior de los procesos terapéuticos relacionados con la psique humana. Lo más interesante es que todos estos obstáculos se ven resueltos con el método que plantea la Neuroestimulación Contemplativa, ya que reúne las características que se necesitaban para poder ser implementado masivamente como apoyo a la diferentes Psicoterapias.

Metodologías Psicoespirituales, Técnicas de Acceso a la Realidad Espiritual

Existen múltiples maneras para activar el Modo Cognitivo Espiritual y entrar en contacto directo con la realidad espiritual, pero por más que varíen en sus formas, todas están basadas en la disminución de la velocidad de procesamiento cerebral, para lo cual hay métodos voluntarios, involuntarios, individuales, colectivos, naturales, artificiales, etc.
Es muy importante aclarar que estas metodologías para activar el Modo Cognitivo Espiritual, no son únicamente los elementos que las componen sino también la manera de utilizarlos, el ejemplo más claro sobre esto ocurre con las plantas sagradas, que de acuerdo a cómo se empleen pueden ser droga o medicina, son droga cuando se consumen por fuera del contexto ritual, sin ningún protocolo o respeto, y sin más propósito que desaburrirse o huir de los problemas (enajenarse), y son medicina cuando se utilizan en un contexto místico-ritual, para conocerse a sí mismo y buscar claridad o instrucción. Estos métodos son tan poderosos, que el mismo medio que conecta a la persona con lo sagrado y con la autosanación, si no se utiliza de la manera adecuada, puede conducirla al infierno del desequilibrio mental, la drogadicción y la destrucción de su tranquilidad.
Hay dos cosas básicas para saber a cerca de la Realidad Espiritual, la primera es que tiene muchísimos niveles de profundidad, y la segunda es que cada nivel cuenta con numerosas direcciones o localizaciones (Universos Paralelos) que pueden ser visitadas y manejadas, es algo así como una escalera con muchísimos escalones de arriba hasta abajo, y cada escalón cuenta con un arco iris con todas las tonalidades, desde la más clara hasta la más oscura.
Teniendo en cuenta que todos los métodos de acceso a la Realidad Espiritual son diseños con estructuras diferentes, en ese sentido cada método es un camino especializado para conectar con un nivel de profundidad específico, y con una tonalidad específica de ese nivel; de hecho todas las culturas que se han relacionado con el otro lado de la Realidad, han tenido que desarrollar mecanismos de conexión  especializados para consolidar esta relación. El Ser Humano lleva en promedio 5.000 años desarrollando estos mecanismos, por lo tanto las culturas antiguas son las que más tiempo y dedicación han invertido en la creación de tales diseños de conexión interdimensional. Por eso casi todos los métodos de acceso a la Realidad Espiritual son técnicas antiguas y aborígenes clasificadas como Metodologías Psicoespirituales, o también conocidas como Tecnologías de lo Sagrado, dentro de las cuales se encuentran las siguientes:
  • Prácticas Espirituales: Meditación, yoga, ejercicios Zen, prácticas tártricas, Kundalini Yoga, oración mística, tai chi, rituales sagrados, festivales y fiestas religiosas,
  • Rituales chamánicos: Caminatas de poder, búsquedas de visión, ritos de paso, ejercicios de recapitulación, enterrarse en la tierra, ejercicios de “no hacer”, el arte de ensoñar.
  • Plantas Sagradas o Enteógenos: Peyote, Hongos (Teonanacatl, Psilocybe, Amanita Muscaria), Yagé (Ayahuasca), Cannabis, San Pedro, Iboga, Tabaco.
  • Animales Psicodélicos: Las secreciones de la piel del sapo Bufo Alvarius, el pez del pacífico Kyphosus Fuscus.
  • Técnicas de Respiración: Pranayama, Respiración Holotrópica (hiperventilación), Respiración Sufí, Oxigenoterapia.
  • Danza y movimiento: Los giros de los derviches, Tai chi, la meditación dinámica de Osho, la biodanza, la danza de los lamas, la danza del fuego, las danzas tribales y ancestrales..
  • Tecnologías Sonoras: Músicas místicas del mundo, músicas tribales y aborígenes, sonidos atmosféricos, sonidos de la naturaleza (animales, mar, cascada, riachuelo, viento), cantos ancestrales y arrullos indígenas, mantrams, canto gregoriano, música Zen, instrumentos étnicos e indígenas, didjeridú australiano, cascabeles, sonajeros, campanas, gongs, cuencos tibetanos, los ritmos hipnóticos con percusión chamánica y toque de tambores, y en general todas las músicas místicas del mundo.
  • Privación Sensorial y Aislamiento: Privación de descanso, privación de sueño, retiro en el desierto, retiro en cuevas, en la cima de montañas y en lugares nevados.
  • Medios Fisiológicos: Fotosensibilidad (Estroboscopio), ayuno, privación del sueño, sobrecarga sensorial, actividad física sostenida, purgas o laxantes, temperaturas extremas (Ceremonia del Sudor), aromas sagrados, procedimientos extremadamente dolorosos como: La danza del sol, la circuncisión, las escariaciones, la limadura de dientes, los tatuajes, la marca de fuego.
  • Arquitectura Sagrada: Monasterios, templos, catedrales, mezquitas, jardines zen.
  • Decoración Contemplativa: Mandalas y fractales, decoración mística, decoración eco-rústica, iconografía y geometría sagrada, imágenes de dioses y deidades, vestidos ceremoniales, arte étnico y tribal, objetos de poder: báculos, instrumentos, altares.
  • Terapias Vivenciales: Neuroarte o Neuroestimulación Contemplativa, Experimentos de la consciencia, Terapia Perceptual Afectiva, Musicoterapia GIM, programas virtuales de imagen y sonido, estimulación sensorial de alto impacto.
  • Por Generación Espontánea: Estigmas, crisis de emergencia espiritual, desdoblarse o salir en astral, desestructuración del yo, casos espontáneos de esquizofrenia y psicosis, casos de iluminación espontánea, canalizaciones involuntarias, al realizar alguna actividad relacionada al tótem personal.
  • Situaciones Peligrosas o Negativas: Situaciones de alta carga emocional negativa, crisis psicoespirituales, circunstancias muy desfavorables y amenazadoras, intenso sufrimiento emocional o físico, accidentes, enfermedades y dolor, cuando la integridad o supervivencia se ven amenazadas, depresiones profundas, tendencias suicidas, estrés crónico, exceso de trabajo, crisis muy agudas o crisis vitales, rupturas o pérdidas emocionales, experiencias cercanas a la muerte, heridas y operaciones peligrosas, la muerte de un ser querido, enfermedades terminales.
  • Situaciones Cotidianas: Situaciones de alta carga emocional positiva (ganarse la lotería, recibir un regalo anhelado), la naturaleza, interactuar con animales, todas las artes (música, baile, poesía, cine, pintura), música electrónica y música goad, deportes extremos y actividades atléticas, la belleza del cuerpo y la cara, estar enamorado, placer sexual, embarazo y parto, parques de diversiones, rumbas electrónicas (Raves), juegos pirotécnicos, rumba y licor, realidad virtual, juegos de video, juegos de Rol.

Mapa de la Conciencia: Las Cuatro Atenciones

Los cuatro niveles de atención que tiene la conciencia coinciden con la clasificación de los cuatro niveles perceptuales de la realidad que describe Serge King en el libro El Viaje del Chamán, también coinciden (excepto el primer nivel) con la clasificación de las experiencias en el inconsciente que hace Stanislav Grof, y por último coinciden con los cuatro principales tipos de ondas cerebrales que se distinguen en el electroencefalograma según su margen de frecuencia (Beta, Alfa, Theta y Delta).
Así como el sistema evolutivo humano se divide en cuatro etapas básicas (Neuronormal, Índigo, Cristal y Arcoíris), así mismo el sistema de la cognición se divide en cuatro niveles de consciencia que son conocidos como las cuatro atenciones, las cuales se diferencian entre sí por el tipo de efectos cognitivos que producen, y porque cada una está regida por una velocidad de procesamiento cerebral específica, que es más lenta en la medida en que más se active el modo cognitivo espiritual. A nivel cognitivo, la primera atención corresponde al modo cognitivo físico, la segunda atención es un punto intermedio entre los dos modos cognitivos, y la tercera y cuarta atención corresponden al modo cognitivo espiritual y a las experiencias transpersonales, en donde se percibe más allá de los límites de percepción del yo.
La metodologías psicoespirituales o tecnologías mentales son los puentes que conectan la realidad física con la realidad espiritual, o sea que si nosotros vivimos en primera atención, existen técnicas de la conciencia que tienen el poder de cambiar nuestro modo cognitivo, y conectarnos con segunda atención, tercera atención y cuarta atención. El viaje por el inconsciente puede ser agradable o desagradable, por eso en la segunda y tercera atención existen unos efectos inversos que se dan cuando la persona pasa por procesos de purificación, o cuando se tiene la experiencia pero sin ninguna orientación. Las características vivenciales de las cuatro atenciones son las siguientes:
Primera Atención
  • Comparado con el sistema evolutivo humano corresponde a la etapa neuronormal, que está antes del proceso de neuroactivación.
  • Corresponde al viejo paradigma mental y al inconsciente colectivo.
  • Equivale a estar despierto dándose cuenta de lo que ocurre en el mundo físico.
  • Equivale a la experiencia sensorial en la realidad cotidiana.
  • A nivel cognitivo corresponde a las ondas cerebrales Beta (y Gamma) y al estado de vigilia.
Segunda Atención
  • Estados de consciencia acrecentada.
  • Entrar en la dimensión de las causas.
  • Claridades súbitas sobre la vida cotidiana.
  • Se organiza en la psiquis cadenas mentales de sentido, que conllevan a la visión de la causa de algún asunto inconcluso.
  • Comprensión de lo abstracto.
  • Se desarrolla cierta elocuencia o brillantez en la exposición de las ideas.
  • Inspiración, conexión con la musa.
  • En algunos casos se tienen contacto con la voz de la consciencia (la voz del ver).
  • Se activan cadenas de recuerdo específicas de la vida cotidiana o del pasado.
  • A nivel cognitivo corresponde a las ondas cerebrales Alfa.
  • Comparado con el sistema evolutivo humano corresponde a la Etapa Índigo.
Efectos Inversos
  • Se corre el riesgo de perderse en la fantasía, en las proyecciones personales y en lo ideal.
  • Quien no buen criterio corre el riesgo de perderse en autocanalizaciones.
  • Si no se sabe guardar la calma ante las sensaciones negativas, la persona se puede desbordar en lo emocional y tener un viaje tensionante o desagradable.
Tercera Atención
  • Se pierde la individuación yóica y se empieza a sentir más allá de los límites de percepción del yo.
  • El proceso del pensamiento cambia a tal punto de bloquear el habla e incrementar de manera dramática lo sensorial.
  • Los yoes multidimensionales y las diferentes emociones se manifiestan en forma muy intensa, rápida y autónoma.
  • Se experimenta la multiplicidad de puntos de vista, es como ver una cosa desde varias perspectivas, o sintiéndolas de muchas formas al mismo tiempo, por eso es demasiada información la que se obtiene con sólo mirar un objeto.
  • Se incrementa notablemente la velocidad en la que se agrandan los pensamientos, hasta el punto en el que una palabra o un simple concepto se convierte en una dimensión perceptual a corto plazo.
  • Los procesos de la realidad empiezan a ocurrir demasiado rápido, es como si se alcanzara a observar el proceso mismo de la vida pero a una velocidad 50 veces más rápido de lo que uno lo vivencia en la vida cotidiana.
  • Se cierran y se abren ventanas en todo momento, y como si fuera Internet, hay que tener mucho cuidado con las ventanas negativas.
  • Se siente que se está al borde de perder el control y la calma, por lo tanto se necesita hacer equilibrio interior todo el tiempo. Para este equilibrio ayuda el aislamiento, el aquietamiento y el silencio interior.
  • Se mira todo pasar tan rápidamente que se observan aspectos de la realidad que eran imposible verlos a velocidad normal.
  • A nivel cognitivo corresponde a las ondas cerebrales Theta.
  • Comparado con el sistema evolutivo humano corresponde a la Etapa Crista.
Efectos Inversos
  • Se atraviesa por una incómoda desestructuración del yo, que se refleja en un intenso malestar físico y psicológico, con movimientos corporales involuntarios y baja de temperatura.
  • Se atraviesa por experiencias y estados mentales de muerte-renacimiento.
  • La persona se confronta con sus propios demonios y con todos los supuestos negativos y oscuros que tenga a nivel consciente o inconsciente.
  • El Viaje por los Submundos se manifiesta en una profunda crisis de sentido, ansiedad y culpa.
  • Se vislumbra un panorama sombrío en todo lo observable.
  • Se siente el dolor de la humanidad y el dolor de la Tierra.
  • Se siente que se está al borde la locura y a punto de perder el control, por lo tanto todo el esfuerzo se centra en no perder la calma, conservar la cordura, hacer equilibrio psicológico, y no dejarse sacar del centro.
Cuarta Atención
  • Se tiene acceso a la estructura de la realidad.
  • Se siente que todo está en todo.
  • Reestructuración psicológica.
  • Estados de unificación y experiencia mística.
  • El Conocimiento Silencioso bloquea el proceso de nominación.
  • Comunicación con maestros espirituales.
  • Profundas vivencias de armonía, paz, amor, plenitud y felicidad.
  • Se entra en contacto con el espíritu de las cosas.
  • Se adquiere la capacidad de leer el campo energético.
  • Se despiertan momentáneamente poderes cognitivos y mentales.
  • Conexión con la Tierra y la Naturaleza.
  • Comprensión de la totalidad (la Base del Ser) y de aspectos de la estructura de la Realidad.
  • Visualizaciones del pasado o del futuro.
  • Se vivencia de manera tangible el origen y lo ancestral.
  • Expansión de la consciencia más allá de los límites de percepción del yo.
  • Se es capaz de observar la perfección y lo divino en medio de lo cotidiano.
  • A nivel cognitivo corresponde a las ondas cerebrales Delta.
  • Comparado con el sistema evolutivo humano corresponde a la Etapa Arcoíris.

Estructura y Funcionamiento del Neuroarte

El Neuroarte es la parte práctica de la Neuroestimulación Contemplativa, por eso puede enfocarse como tecnología visionaria, como metodología psicoespiritual o como alternativa artística, ya que se especializa en lentificar la frecuencia de las ondas cerebrales y generar el cambio de modo cognitivo, para así lograr subir el nivel de consciencia de los pacientes o participantes, llevándolos de primera atención hasta tercera o cuarta atención.
Se fundamenta en el uso intencionado de estimulación multisensorial contemplativa, para crear paisajes emocionales con los que no sólo se logre cambiarle el modo cognitivo a la persona y pasarla al otro lado de la realidad, sino también guiarla a direcciones arquetípicas en el inconsciente como en una expedición por el universo interior, que conduzca finalmente a la sanación, al conocimiento de sí mismo y a la sensibilización con la naturaleza.
Está compuesto de atmósferas con alto poder evocativo, creadas a partir de arte contemplativo, hipnótico y psicodélico, elaborado con música mística y tribal, sonidos naturales, instrumentos étnicos, cantos ancestrales, videos hipnóticos, aromas sagrados, cromoterapia y decoración contemplativa. La estimulación sensorial debe abarcar todos los sentidos externos, para generar en la persona una experiencia inmersiva tan intensa, que alcance a activar el sistema de las neuronas espejo, los sentidos internos, las sinestesias y la visualización cerebral.
Su objetivo específico es desencadenar en el observador “agrietamientos preceptúales o leves desestructuraciones del yo”, para que su consciencia pueda acceder a la realidad espiritual, en una especie de viaje al interior de sí mismo que es muy parecido a los sueños, en donde se activa la sensibilidad superior y se producen desde sutiles hasta profundos cambios perceptuales tanto internos como externos, con la diferencia que aquí el fenómeno se da totalmente despiertos. La Psicología le tiene diversos nombres a este fenómeno cognitivo: Estados alterados de consciencia, experiencias transpersonales, trance, meditación. Con la técnica adecuada, estos estados de consciencia no ordinaria son muy importantes para el trabajo terapéutico, debido a que en ellos reside un potencial inimaginable de transformación y resolución psicológica.

Sonidoterapia Ancestral

Uno de los principales componentes del Neuroarte es la Sonidoterapia Ancestral, elaborada con instrumentos étnicos e indígenas, cantos ancestrales y sonidos naturales. Este tipo de técnica sonora es una fusión de música tribal con diversas músicas místicas del mundo.
Los instrumentos étnicos e indígenas producen principalmente sonidos atmosféricos no familiares al oído humano, debido a ser construidos con elementos naturales (madera, semillas, cuero, bambú) clasificados según el elemental al que sea afín, esto hace que existan sonidos de tierra, de agua, de viento y de fuego. Los sonidos de tierra están relacionados con las percusiones, el tambor y los bajos, los sonidos de agua guardan relación con los instrumentos de semillas, los sonidos de viento corresponden a los instrumentos de viento, y los sonidos de fuego tienen que ver con los instrumentos de metal y con los instrumentos pentatónicos, los cuales estimulan las emociones, pero generando un estado de tranquilidad y armonía, ya que son armónicos perfectos que posibilitan la concentración, la relajación y la meditación. Los sonidos con estas características, interpretados con la fluidez propia de quien canaliza al Espíritu, conducen al paciente por una ruta que culmina precisamente en los estados de experiencia mística (experiencias del origen).
Hay dos clases básicas de instrumentos étnicos e indígenas: instrumentos “atmosféricos” con los que se generan sensaciones, e instrumentos “pentatónicos” con los que se generan emociones. La sensación se da cuando la consciencia enfoca elementos o aspectos de la Realidad Espiritual, en cambio la emoción se da cuando la consciencia enfoca elementos o aspectos de la Realidad Física.
Los sonidos naturales facilitan la activación de las sinestesias, debido a que las asociaciones que la persona realiza, son más de naturaleza organísmica que de naturaleza mental, y por ello este tipo de sonidos dotan de atmósfera a la experiencia sensorial, incrementando sus propiedades evocativas.
Las vocalizaciones de corte indígena cumplen la función de evocar y recrear fielmente la sensación de lo ancestral, con lo cual el paciente es inducido directamente a las experiencias del origen, las cuales son el objetivo principal de esta Musicoterapia, teniendo en cuenta que en el terreno de lo transpersonal es donde sucede la transformación de las estructuras internas de la psique, y por lo tanto es a estos niveles de consciencia (Tercera y Cuarta Atención) a los que el paciente tiene que llegar para resolver sus patologías psicológicas más complejas.

Características de la Neuroestimulación con Neuroarte

Las características que diferencian y distinguen a la Neuroestimulación Terapéutica de otras metodologías psicoespirituales, y que hacen que esta tecnología de la consciencia sea una vía de acceso directo a la Realidad Espiritual, tan efectiva como cualquier enteógeno y con la posibilidad de ser una experiencia controlada, son las siguientes:
  • Para acceder al inconsciente con el Neuroarte sólo se utiliza estimulación sensorial contemplativa, por lo tanto no tiene contraindicaciones, ni resistencia social, ni penalización por parte de la ley, ya que no hay que ingerir ninguna sustancia y por ello es uno de los métodos más seguros para realizar el cambio de modo cognitivo.
  • El cambio de modo cognitivo se debe a que con la estimulación contemplativa, se lentifica la frecuencia de las ondas cerebrales y se aumenta la capacidad de procesamiento cerebral, con lo que se logra subir el nivel de consciencia y activar los sentidos internos.
  • La estimulación sensorial contemplativa también va acompañada por estímulos no familiares a los sentidos que generen incoherencia sensorial, ya que esto hace que la mente no pueda clasificar los estímulos ni adivinar qué los genera, por lo tanto se produce un fenómeno psicológico llamado agrietamientos perceptuales, los cuales funcionan como tipo leve de desestructuración del yo que genera una fisura en la percepción por donde la persona logra desplazar su percepción directamente hacia uno de los niveles o capas del inconsciente, en donde se empiezan a registrar un sinnúmero de experiencias de naturaleza transpersonal.
  • En la Neuroestimulación Contemplativa el paciente deja de ser un espectador y se convierte en un participante, ya que la experiencia cognitiva en la Realidad Espiritual lo hacen el protagonista de la historia.
  • Con el Neuroarte se puede predeterminar la dirección de sus resultados o efectos, a través del tipo de estímulos que se escojan y la manera en como se interpreten, lo cual crea intencionalmente paisajes emocionales específicos, que conducen al paciente al interior del inconsciente pero de una manera guiada.
  • El manejo de la Neuroestimulación Contemplativa se basa en ofrecerle al paciente, a través de los paisajes sensoriales construidos con el Neuroarte, justo el tipo de emoción que necesite para su terapia. Se pueden utilizar desde estímulos lentos y armónicos para buscar relajación y profundidad en la conexión, hasta estímulos más integrales en donde se toquen todas las emociones, desde lo más sombrío hasta lo más sublime, para que la persona haga un recorrido interno por su ser, lo cual favorece al propósito de integrar y unificar todos los aspectos del yo.
  • El Neuroarte ha demostrado que comunica con todos los niveles del Modo Cognitivo Espiritual (Tercera y Cuarta Atención), en los cuales se tienen las experiencias místicas o experiencias del origen, por lo tanto esta característica es el elemento principal en cuanto a fines terapéuticos se refiere.
  • Otra gran ventaja de la Neuroestimulación Contemplativa, es que el paciente no necesita tener experiencia en meditación, ni hacer ninguna preparación difícil o dispendiosa, para cambiar de modo cognitivo y alcanzar estados de meditación profunda, por lo tanto cualquier tipo de persona está en la capacidad de participar de esta terapia.
  • La Neuroestimulación Contemplativa es un puente de acceso directo al inconsciente, por el cual se puede tratar al paciente desde el inconsciente mismo, y de esta manera superar la mayor desventaja que presenta la psicoterapia actual, que es tratar de solucionar problemas que tienen su raíz en el tercer y cuarto nivel de la psique, con métodos que sólo abarcan la Primera y Segunda Atención del paciente.
  • El espacio ideal para practicar la Neuroestimulación Contemplativa necesariamente debe de ser en un consultorio acondicionado con los equipos necesarios para realizar la estimulación multisensorial, en donde se le proporcione al paciente un entorno evocativo para facilitar que la experiencia sea de naturaleza inmersiva. Este consultorio especializado incluye decoración contemplativa, iluminación con cromoterapia, aromaterapia, surround, proyector, camilla termo masajeadora y neurotecnología. Juan David Silva, creador de esta tecnología visionaria, ofrece el diseño y montaje de salas de cine mental y consultorios de neuroestimulación, por medio de su página culturaneuroactiva.com
  • La Neuroestimulación Contemplativa tiene tres niveles de manejo: El primer nivel consiste en trabajar con estímulos sensoriales prediseñados, en donde el terapeuta no tiene ningún papel interpretativo. El segundo nivel consiste en fusionar estímulos sensoriales prediseñados con un acompañamiento básico en la Musicoterapia Ancestral. El tercer nivel consiste en manejar todos los estímulos sensoriales a partir de canalización, por lo tanto en la Musicoterapia Ancestral no se tienen estructuras preestablecidas sino que es música automática o canalizada, con lo cual se logra un alto poder hipnótico, al igual que ocurre con la música chamánica y con el jazz, en donde cada sesión es una obra musical única, y por ello es el nivel que más experiencia requiere para un manejo impecable y eficaz.

Efectos Neuropsicológicos

  • Genera agrietamientos perceptuales y conecta con el Inconsciente.
  • Amplía el universo de las percepciones internas, debido a que activa momentáneamente los sentidos internos y la consciencia sobre la Realidad Espiritual, y por ello permite vivir experiencias sensoriales completas sin pararse de la silla.
  • Genera visualización cerebral, ensoñaciones (imágenes mentales autónomas) y experiencias oníricas.
  • Facilita el cambio momentáneo de modo cognitivo.
  • Activa el potencial cerebral, los sentidos internos y las habilidades cognitivas y mentales.
  • Refuerza el sistema inmunológico.
  • Activa el sistema nervioso inconsciente.
  • Aumenta la conexión interhemisférica cerebral.
  • Activa las sinestesias y el sistema de las neuronas espejo.
  • Estimula la actividad del hemisferio derecho, el sistema límbico, el sistema endocrino, los lóbulos temporales, el cerebro primitivo, la pineal, el hipotálamo y la amígdala.
  • Estimula la producción de endorfinas, serotonina y dopamina.
  • Reduce la frecuencia de las ondas cerebrales y aumenta la capacidad de procesamiento cognitivo.

Beneficios Terapéuticos

  • Genera descanso corporal y recarga energética.
  • Relaja, reduce la ansiedad y libera el estrés.
  • Armoniza las emociones.
  • Aumenta la concentración.
  • Expande la Consciencia y estimula la imaginación, la creatividad, la claridad mental y la inteligencia.
  • Facilita acceder a estados de Meditación Profunda de una manera fácil y segura, y puede conducir a experiencias místicas.
  • Incrementa el poder de la mente para curar el cuerpo, ya que activa la bioquímica de la sanación y la recuperación corporal.
  • Equilibra las emociones.
  • Produce efectos específicos en el ser emocional, físico y espiritual.
  • Incrementa la auto-observación y permite el esclarecimiento sobre problemas personales, por lo tanto, de las diversas vivencias mentales que genera, se puede extraer material para ser trabajado en psicoterapia.
  • Sensibiliza con la Tierra, la naturaleza y los animales, ya que detona memorias ancestrales, permitiendo sentir directamente el origen y lo ancestral.
  • Sirve para aumentar la sensibilidad corporal, y ampliar el universo de las percepciones internas.

Campos de Aplicación Terapéutica

La Neuroestimulación Contemplativa, por sus propiedades neuropsicológicas  se constituye en una excelente terapia complementaria para los siguientes tratamientos psicológicos y médicos:
Tratamientos Psicológicos
  • Depresión y trastorno bipolar.
  • Medicina de las emociones.
  • Estimulación cognitiva, Neuróbica o gimnasia mental.
  • Control de la ansiedad.
  • Antiestrés.
  • Autismo.
  • Depresión.
  • Adicciones.
  • Hiperactividad.
  • Déficit de atención.
  • Problemas escolares.
  • Problemas de aprendizaje.
  • Problemas maladaptativos.
  • Niños con necesidades especiales.
  • Desarrollo de la inteligencia y la creatividad.
Tratamientos Médicos
  • Neurorehabilitación.
  • Medicina preventiva.
  • Madres gestantes.
  • Tercera edad.
  • Psicoprofilaxis y tratamientos postoperatorios.
  • Cuidados paliativos y enfermos terminales.
  • Anestesia neurosensorial.
  • Terapia del dolor.
Artículo extraído del libro Mecánica Psicobioespiritual.
Autor: Juan David Silva Aguirre.

creative comons

Talleres de Neuroestimulación Contemplativa, Terapias de Sanación con Sonidos Sagrados, y Salas de Cine Mental (diseño y montaje). Cita Previa: culturaneuroactiva@gmail.com (Cel.3127994357) Medellín – Colombia
www.culturaneuroactiva.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *