Personas Neuroactivas: Etapa Cristal

Las personas neuroactivas son aquellas a quienes se les empieza a activar el porcentaje del potencial cerebral que no utilizamos, por lo que entran en un complejo proceso en el que cambian sus creencias, gustos y modos de vida. Popularmente se conocen como personas índigo, cristal y arcoíris, y se sabe que son los gestores del cambio planetario, pero al mirar esto más a fondo, lo que ellas están encarnando son las diversas etapas del proceso evolutivo interno del ser humano, que cuando se observa en detalle no tiene tres sino ocho etapas, en las cuales se ubican todas las posibles características y experiencias humanas tanto positivas como negativas. El sistema evolutivo humano completo está descrito en el capítulo cinco del libro Mecánica Psicobioespiritual, el siguiente artículo contiene el perfil de las personas que se encuentran en la Etapa Cristal, que es la quinta etapa del sistema evolutivo humano.

 

Personas Cristal

Características y Perfil Básico

  • Son personas regidas por el sentir, por eso el aprendizaje lo realizan adentro, por canalización, en esa medida pasan por un retraimiento (opacamiento) del mundo, que les da características semiautistas.
  • Son personas muy sabias, sensibles, amorosas y bondadosas.
  • Ven y sienten la realidad de otra manera, más integral y totalitaria.
  • Se especializan de manera espontánea en el manejo de un sistema específico, ya que se les despiertan grandes dotes artísticas, humanitarias, paranormales, de sanación, inteligencia o intuición.
  • Poseen una gran sensibilidad por la naturaleza, desarrollan una profunda inclinación hacia los temas ecológicos, tribales, artísticos, espirituales, psicológicos y humanitarios.
  • Se internan en el universo de algún tema, y no hay poder humano que los desvíe o saque.
  • Se da un fuerte resurgimiento de los valores, la moral, la ética, las buenas costumbres, el altruismo, el servicio, el cuidado del medio ambiente, etc.
  • Persiguen sus sueños a toda costa, así les toque quedarse solos, o caminar en contra de la corriente, o hacer cosas arriesgadas o incoherentes.
  • Tienen una gran conexión de tipo espiritual, y por ello se dedican a la vida contemplativa, a la oración, a los rituales místicos, a la sanación, etc.
  • En estas personas se activa totalmente el Modo Cognitivo Espiritual, lo cual trae consecuencias tanto positivas como negativas.
  • Son hipersensibles visual, auditiva y kinestésicamente.
  • Les nace un gusto por la organización, la limpieza, y la decoración evocativa de los espacios que habita.
  • Se conectan con la otra dimensión, pudiendo ser videntes o simplemente percibir una realidad que otros no ven ni sienten.
  • Pueden acceder voluntariamente a otros estados de consciencia.
  • Se les agudiza la percepción extrasensorial y se les despiertan poderes paranormales.
  • Se les detona la genialidad en algún campo, al que se dedican de tiempo completo.
  • Al poseer habilidades y manejo de las facultades del hemisferio derecho, buscan que el resto de la humanidad también despierte estas facultades.
  • Su objetivo no es adaptarse, es mostrar donde se requieren los cambios.
  • Aún hay confusión, pero ya se tiene mayor claridad sobre lo que está pasando.

Objetivos Arquetípicos

  • El objetivo de esta etapa es alcanzar la maestría en el manejo de la Realidad Espiritual de manera controlada y consciente, por eso corresponde al total desarrollo de las capacidades del Modo Cognitivo Espiritual (hemisferio derecho).

 

Problemáticas, Pruebas y Obstáculos 

  • Déficit de atención, problemas de aprendizaje.
  • Introversión, vivir en profunda soledad, no tener amigos.
  • Semiautismo, aislamiento, sentirse ajeno a los asuntos del mundo, sentirse fuera de contexto, problemas para salir a la calle, sentirse ridículo e incómodo en las reuniones sociales.
  • Dificultad para enfocar la atención en las cosas del mundo, ser elevado o despistado, pérdida de la memoria, desubicación temporal, sentir que las circunstancias se salen de las manos, perder el control en el manejo de la realidad.
  • Vivir desfasado de la realidad presente y del contexto histórico-social, tener necesidades que no encuentren satisfactores en el mundo externo.
  • Problemas de comunicación y en el manejo del lenguaje, dificultad para relacionarse, no tener con quién hablar, imposibilidad para sostener conversaciones mundanas, imposibilidad de retroalimentar la experiencia.
  • Ser incomprendido, marginado, sentirse juzgado por ser diferente, necesidad de ser acogido y pertenecer, no sentirse amado.
  • No aceptarse ni valorarse tal cual se es.
  • Ser incapaz de hacer cualquier cosa que no se sienta.
  • Renunciar a los ideales, dejar de creer en la capacidad para alcanzar los sueños.
  • Surgimiento espontáneo de dones o habilidades que al inicio no se saben manejar.
  • Síntomas físicos: migraña, mareos, nauseas, sueño excesivo, desenfoque de la visión, zumbido en los oídos.
  • Pérdida del sentido temporal, desaparece el concepto de días de la semana e incluso el de horas del día.
  • Dependencia económica, tener bloqueada la capacidad de producción, dificultad para plasmar la genialidad en el afuera, producir excelentes ideas pero no lograr capitalizarlas por tener grandes impedimentos.
  • Perder el amor a sí mismo, indiferencia, distanciamiento, letargo.
  • Trastornos mentales, que los límites que separan lo real de lo irreal empiecen a verse difusos o poco claros.
  • Pasar por dolorosos aprendizajes, grandes adversidades, estados de humillación, fracasar luego de muchos intentos, sentirse impotente y abatido.
  • A nivel arquetípico, en la etapa cristal se atraviesa por una de las pruebas más fuertes, que han llamado “la noche oscura o la noche del alma, también conocida como la enfermedad chamánica”.
  • Ser totalmente neutral ante las emociones, hasta el punto de eclipsar el sentir.
  • Locura mística.
  • Dualidad psicológica, personalidad múltiple, psicosis, esquizofrenia.
  • Emociones desbordadas, irritabilidad, baja tolerancia ante la frustración, llanto espontáneo, nerviosismo, crisis de pánico, reacciones explosivas, rabia contra el mundo.
  • Depresión, desmotivación, crisis existenciales, ataques de sinsentido, trastorno bipolar.
  • Toda clase de adicciones: drogadicción, alcoholismo, ludopatía, anorexia.
  • Ausentismo y deserción escolar y laboral.
  • Tendencias suicidas, intentos de suicidio, autodestrucción, perder el instinto de conservación ya sea por dolor o por frustración.
  • Desadaptación social y problemas relaciones.

Soluciones y Recomendaciones

  • Incrementar el contacto con la naturaleza, el campo, las caminatas ecológicas, el ecoturismo, la pesca y la sensibilización natural.
  • Adecuar el sitio donde se habite, ya sea la habitación, la casa o el sitio de trabajo, con diseño contemplativo, decoración eco-rústica, espacios temáticos, iluminación tenue y fen shui. Habitar espacios con energía positiva, que generen paz y tranquilidad.
  • Conseguir y manejar los diversos implementos para el misticismo personal: sahumerios, velas, vestuario ritual, objetos de poder, músicas sagradas, instrumentos indígenas, etc.
  • Cultivar plantas ornamentales, jardines y bonsáis.
  • Conseguir mascota, practicar la terapia con animales.
  • Escuchar y hacer meditaciones con música contemplativa, mística, chamánica, tribal y étnica.
  • Aunque lo ideal es poder construir los sueños y al mismo cumplir tiempo con las obligaciones del mundo, lo cierto es que en muchos casos este equilibrio con el mundo se pierde, mientras se logra agarrar bien la parte de los sueños, el sentido y el sentir.
  • Tratar siempre de ser una mejor persona, trabajarle a la depuración del yo a través del manejo de las emociones, los instintos básicos y la importancia personal.
  • Reconectarse con el yo interno, la voz de la consciencia o el observador, y partiendo de esta base trabajarle a la integración de los yoes multidimensionales negativos.
  • Volverse amigo de la soledad, el aquietamiento y el silencio interno.
  • Entender que la escasez, la impotencia y la presión, no son más que los maestros que enseñan la humildad, la valoración y la compasión.
  • Buscar la trascendencia y encaminarse hacia la libertad.
  • Aprender mecanismos de activación del Modo Cognitivo Espiritual.
  • Buscar asesoría para aprender a utilizar las facultades mentales que se despiertan.
  • Concentrarse en un linaje espiritual y en recorrer su camino impecablemente.
  • Guiarse más por el sentir que por lo racional, pero sin perder el equilibrio.
  • Alejarse parcialmente del mundo (estudio o trabajo) para dedicarse al estudio del ser interno y al desarrollo de las habilidades mentales. El adulto cristal necesita que lo cubran en los aspectos del mundo que le son imposible de abarcar, ya que toda su energía, su esfuerzo y su tiempo, los tiene depositados en asuntos relacionados con el trabajo interior (de temática mental o espiritual), esto hace que casi todos los aspectos externos entren en crisis, como por ejemplo la supervivencia, el trabajo, el estudio, la familia, las relaciones, etc.
  • Saber que es natural atravesar por esta etapa semiautista, caracterizada por grandes pruebas psicológicas y aislamiento social, y que es natural sentirse a gusto y a salvo en el mundo del hemisferio derecho, dejando muchas veces de lado el mundo externo.
  • No dejarse abrumar por todo lo que trae la vida o por todos los asuntos pendientes, se debe aprender a priorizar, a simplificar, a centrar la atención (no hacer 20 cosas a la vez), a ser ecuánime y disciplinado.
  • También resulta de gran ayuda: tranquilizarse, soltarse, creer en el destino, recuperar la fe, confiar en que la vida sabe cómo hace las cosas, aceptar las enseñanzas o las pruebas que lleguen, aprender a fluir con las circunstancias, ser humilde, tolerante y adaptativo.
  • Lo más importante es no perder la esperanza, ni dejar de seguir los sueños, ni de creer en el propio talento, buscando siempre el sentido y la pasión.
  • Conseguir una pareja estable, lo cual concentra las energías emocionales y sexuales, y permite trascender el instinto para llegar al sentido y al amor.
  • Encontrar otras personas cristal, para así tratar de no estar tan solo, ya que en este estado la soledad puede conducir al desgaste emocional, y hasta generar locura.
  • Los rituales indígenas de sanación: limpias, purgas, búsqueda de visión, toma de plantas de poder.
  • En casos extremos es recomendable la Terapia Psicológica Transpersonal y la Programación Neuro-Lingüística.
  • Orientación y asesoría especializada para enfrentar los riesgos y las pruebas de la Neuroactivación. Aprender conceptos básicos sobre estructura y manejo de este cambio neuropsicológico, para así conocer muy bien qué se tiene y cómo proceder de la mejor manera ante cualquier situación por difícil que sea.
  • Los eventos dolorosos son para propiciar ciertos aprendizajes que se requieren, por lo general las grandes iniciaciones están marcadas por difíciles pruebas en la vida, que generan profundas transformaciones y traen consigo importantes dones; el dolor hace que el ser tenga que moverse y esforzarse para salir al mundo luciendo su nueva identidad. Si la persona se resiste al dolor y a la incomodidad, lo único que logra es hacerse más daño, ya que como se trata de un proceso psicológico y existencial, entonces pasar por esas circunstancias adversas es inminente, es algo que no se puede evadir, precisamente por tratarse de experiencias purificadoras y formativas.
  • Las adicciones y las tendencias suicidas son ocasionadas, debido a que la Neuroactivación conduce a que la persona sienta una creciente necesidad de entrar en contacto con el mundo espiritual, y al no contar aún con la forma para realizarlo, esta necesidad se ve frustrada y se transforma en un sinsentido cada vez mayor; a esto se le suma que la persona neuroactiva tiene una frecuencia diferente a la del mundo, debido a lo cual debe afrontar sola múltiples desventajas.
  • Ser realista y asumir la diferencia con respecto al mundo, ayuda a salir del estado de víctima, para enfrentar las circunstancias con una nueva estrategia; dejarse de quejar favorece mucho el proceso ya que cambia la Programación Neurolingüística.
  • Rodearse de personas buenas, sinceras, espontáneas, positivas, originales y profundas, ubicar los nichos de interés, tener con quien retroalimentar la experiencia, y aliarse con personas afines para hacer grupos de estudio o proyectos en conjunto.
  • Resolver el yo integrando los yoes multidimensionales no trabajados, esforzarse por ser una persona humilde, ecuánime e impecable. Trabajarle al manejo de las emociones, los instintos básicos, la sombra y la importancia personal.

 

Contexto Social

  • Socialmente corresponden a la persona rara, callada, aislada, que no tiene habilidades sociales y que no sale, por eso corresponde al arquetipo de la crisálida.
  • Corresponde al arquetipo del monje, del místico, del ermitaño, del iluminado.

 

Nivel de manejo de la Realidad Física

  • Tiene un manejo de la Realidad Física pésimo, hasta el punto de ausentarse, desligarse o distanciarse de múltiples maneras del mundo externo, lo que le causa constantes fricciones.
  • Aunque hay personas que en esta etapa no tienen grandes problemas con la realidad externa ni se les dificulta la supervivencia, pero la constante es que la actividad y la relación con el mundo se merman, ya que el individuo vuelca su atención casi por completo a la Realidad Interior.

 

Nivel de manejo de la Realidad Espiritual

  • Tiene un nivel de manejo alto de la Realidad Espiritual, pero aún no llega a la maestría.
  • En esta etapa la persona ya maneja la capacidad de cambiar de modo cognitivo a voluntad, hasta el punto de alcanzar los máximos niveles y de empezar a adquirir habilidades especiales.

Maestría

  • Maestría en el manejo del mundo interior.
  • Total desarrollo de las capacidades del Modo Cognitivo Espiritual (hemisferio derecho).
  • Desarrollo de las habilidades mentales.
  • Conexión con la Realidad Espiritual, cambio voluntario de modo cognitivo (entrada), manejo y entrega del Tótem o hacer espiritual.
  • Manejar muy bien la dimensión del no desear (no ser) y del no hacer (fluir en el instante presente).

 

.

Artículo extraído del libro Mecánica Psicobioespiritual.
Autor: Juan David Silva Aguirre.

creative comons

Encuentre las ocho etapas del Sistema Evolutivo Humano en la dirección: http://culturaneuroactiva.com/site/sistema-evolutivo-humano/
Lecturas Relacionadas:
http://culturaneuroactiva.com/site/problematicas-cristal/
Servicios de Cultura Neuroactiva: 
Consulta de Problemáticas Neuroactivas, Talleres sobre el Sistema Evolutivo Humano, y Asesoría para Padres con Hijos Neuroactivos.
Cita Previa: culturaneuroactiva@gmail.com (Cel.3127994357)
www.culturaneuroactiva.com
Medellín – Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *