Causas y Soluciones de la Crisis Actual

Lo que estamos viviendo corresponde a “la tercera guerra mundial”, que es una confrontación entre el bien y el mal con el objetivo de gobernar la conciencia humana y el planeta entero, esto nos hace entrar en una especie de examen en donde todas las sombras humanas se activan, y a cada persona le toca enfrentar sus mayores tentaciones y temores, y le toca decidir de cual lado está, si del lado de la luz, basada en impecabilidad, altruismo, principios y valores, o del lado de la oscuridad, basada en complacencia, egoísmo e importancia personal.
Este manual es el resultado de una investigación personal sobre este tema, en la cual mi principal labor fue armar un gran rompecabezas y hacer encajar todas las piezas, en las que hay desde técnicas de psicoterapia hasta sabiduría ancestral, para que saliera este mapa que nos ayuda a entender y a tomar una posición frente a la crisis actual.
En estos momentos la humanidad y el planeta están cambiando de dimensión y de gobierno energético, y esto no sólo implica que cambiemos de modos de pensar, de sentir, de ser y de vivir, sino que implica que se polarice la población y se altere el equilibrio debido al reinado del mal sobre el bien, que se da precisamente porque el mal está a punto de acabársele el gobierno del planeta, lo cual hace que salga sin máscaras a querer dominarlo todo, desde las personas y los países hasta el mundo entero, por eso es que vivimos el punto más oscuro de la noche justo antes del amanecer.
Esta situación de muerte-renacimiento junto con los demás factores que gestan el cambio, hará colapsar física y mentalmente a muchas personas, pero también existen unas técnicas para prepararse y vivir este cambio de forma consciente y estratégica, para lograr el objetivo de adaptarse a todas las trasformaciones y las crisis que viviremos, inclusive hasta el punto de lograr disfrutarlo y florecer en medio de la dificultad. La mejor analogía con el apocalipsis y el cambio de dimensión, es que la humanidad está entrando en una cueva oscura en donde hay unas abejas que pican durísimo, y este manual es cómo las instrucciones para ponerse un traje especial que proteja contra la picadura de abejas.
Para entender bien este escrito, la clave está en tener claro que la oscuridad (el mal, la sombra, la adversidad, la enfermedad) no está ahí para mortificarnos, hacernos daño o generarnos sufrimiento, el papel real de la oscuridad en un universo dual, es ayudarnos a equilibrar este estado mental transitorio que sufre de polarización, con el objetivo de darnos cuenta del quién soy y sobre todo del quién no soy, en estos tiempos que anteceden la ascensión de consciencia de la humanidad.
Estamos viviendo una realidad que cada vez está más convulsionada, y el problema es que las causas son tantas que la mayoría de la población no logra entender exactamente lo que está pasando, y mucho menos saber qué hacer frente a tal situación. A continuación está un análisis de cada uno de los factores que contribuyen al caos actual, el cual nos muestra cómo enfrentar estratégicamente cada problemática. Esta es la descripción de las diversas versiones de esta crisis humana, en la que se observan las siguientes causas:
  • Esquizofrenia Oscura.
  • Extremismo, la Pandemia del Odio.
  • Causas Políticas y Sociales.
  • El Cambio Planetario.
  • Causas Energéticas.
  • Causas Psicológicas.
  • La Pandemia como Causa.
  • El Alejamiento de Dios.
  • Profecías del Apocalipsis y Teorías de Conspiración.
  • Soluciones Individuales a la Crisis Actual.
  • Síntesis del Tema.
 
ESQUIZOFRENIA OSCURA
La causa principal del caos actual es la Esquizofrenia Oscura. Para lograr entender esta patología mental que amenaza con convertirse en una pandemia más grave que el Covid, hay que partir que dentro de cada persona hay un ser luminoso y un ser oscuro, que lo han representado clásicamente como ese diablito y ese angelito que le hablan a uno parados en los dos hombros, uno en un lado y otro en otro lado. Lo delicado es que esto pasó de ser una caricatura graciosa a una realidad tenebrosa, ya que normalmente estos dos seres estaban más o menos en equilibrio, pero ahora el equilibrio se perdió y la situación se parece más a la de una esquizofrenia, en la que conviven en un mismo cuerpo dos seres antagónicos, y el ser oscuro amenaza con eliminar al ser luminoso para tomar el timón y la vida de las personas, las relaciones, los países y hasta del mundo entero, de hecho ese es el grave riesgo que tenemos en estos momentos, hay un monstruo de oscuridad que se alimenta del amor, del buen ánimo, de los sueños y de los buenos propósitos, el cual pretende someter a cada ser humano y esclavizar a la humanidad en general, haciendo que la atención se centre en el egoísmo o importancia personal, y en las acciones de baja frecuencia vibratoria. El reto a nivel individual es identificar sus características y funcionamiento, para lograr hacerle resistencia y salirse de sus dominios, y el reto a nivel colectivo es crear un mecanismo de difusión y ayuda mutua para liberarse de las fuerzas del mal y buscar proteger a toda la humanidad.
Al interior de todos nosotros existe el ser luminoso que se caracteriza por ser altruista, bondadoso, armonioso, sincero, fiel, estructurado, ecuánime, sereno, positivo, servicial, humano y sensible; y también existe el ser oscuro que se caracteriza por ser un personaje tremendamente egoísta, manipulador, maquinador, mentiroso, vampiro energético, insensible, que no le importa nadie, que se alimenta del daño que le hace sobre todo a sus seres queridos, sadomasoquista, sediento de poder, ambicioso, insaciable, promiscuo, inestable, ególatra, extremista, irascible, agresivo, violento, oxidante, tóxico e inhumano. Este personaje oscuro habita en todos los seres humanos, y se presenta en la forma de una esquizofrenia, que paulatinamente va haciendo la transición de gobierno, del personaje luminoso al personaje oscuro.
La Esquizofrenia Oscura genera en la persona un reinado de su ser oscuro, que se manifiesta en el desboque de sus instintos básicos o pecados capitales, generando algún tipo de extremismo. En algunas comunidades cristianas esto es conocido como la “posesión perfecta”, que es un estado en donde las personas eligen hacer el mal voluntariamente, y por eso no quieren que el demonio se vaya, institucionalizando el mal en sus vidas y convirtiéndose en un instrumento consciente del maligno. Sus síntomas es que se vuelven impredecibles, siguen sus instintos básicos de manera ciega y desbocada, abandonan el autocontrol y pierden la calidad humana, se vuelven frías y calculadoras, se juntan con personas con el mal aceptado en sus vidas, tienen conductas violentas y conspirativas, son personas cultas e inteligentes pero tienen en sus ojos y en su tono de voz una sensación de frialdad y desprecio, tienen un mal manejo de la diferencia, se meten cada vez más en el pecado sistemático y se endurecen en él, por lo que la identidad hacia lo bueno se va perdiendo y el gusto por las actividades tóxicas se va aumentando. De esa manera el mal actúa cada vez más libre y públicamente, con el objetivo directo y descarado de robarse el alma de las personas y tomar el control de sus vidas, lo cual se torna preocupante ya que si las cosas siguen como van, el mundo se dirige a una especie de Apocalipsis Zombi, con personas poseídas por el mal haciendo atrocidades por todas partes. Las principales fortalezas del mal son su invisibilidad, la libertad que ofrece, que divide para reinar, y que se camufla en el arquetipo de ser un buen padre cuando encuentra a personas necesitadas y desprotegidas, para luego utilizarlas, abandonarlas o hacerles daño.
Lo enfermo es estar poseído totalmente por la oscuridad debido a ser sobornable o a tener precio, a causa del miedo (repulsión) o por ceder ante las tentaciones (obsesión), en estos casos se le entrega al mal el timón de la vida, ahí la persona ya no está presente y su destino es lo que el mal haga con ella, esto técnicamente se llama posesión perfecta, la cual lleva a un estado de anarquía ya que no hay quien gobierne.
Es difícil darse cuenta que se está casado con el mal y la oscuridad, la clave es reconocer el gusto por juntarse con personas que ofrecen grandes beneficios iniciales y también grandes problemas posteriores, y esto hace que la persona sea muy inestable con respecto a su pareja, vivienda o amigos, que tenga muchos altibajos emocionales, y que tenga una marcada distancia entre el ser de adentro con el personaje de afuera.
La batalla con la oscuridad no es fácil, ya que ésta detona todos los defectos e incrementa las tentaciones y las pruebas mentales, lo cual muchas personas no lo aguantan y sucumben ante la presión. La sanación de la Esquizofrenia Oscura se da reconociendo el matrimonio que se tiene con la oscuridad y las emociones de baja frecuencia, sintiendo un hastío real en el que ya no se aguante más, para sacar fuerzas y tomar la decisión de hacerle resistencia al mal, con el fin de poder matrimoniarse con la luz, el bien, el camino con corazón, la verdad, y todo lo que tenga alta frecuencia energética. Cabe aclarar que esta transición de la oscuridad a la luz debe hacerse en un proceso gradual y constante, ya que si se hace de forma rápida o si la persona se estanca en la mitad del proceso, se genera un síndrome de abstinencia que por lo general no se aguanta y esto ocasiona una recaída, lo cual es aprovechado por el mal para reafirmar el contrato con la persona y llevársele el alma o la vida.
El mal se disfraza de lo que más le gusta a uno o de lo que más le choca, para conseguir sus objetivos de vampireo, daño y estancamiento. La oscuridad estanca la evolución por medio del temor (parálisis, evasión) o por medio del hedonismo (adicción, compulsión). Por eso es que primero hay que salir de la fantasía, para liberar el tiempo y la atención con el objetivo de hacer los sueños realidad, ya que en estos momentos el tiempo masturbatorio se tragó el tiempo procreativo.
Si se dedica todo el tiempo al placer, se corre el riesgo de quedarse hechizado en ello, por eso es muy positivo cuando la vida muestra lo podrido que se tiene y que se está preso del mal, o sea que a los sueños no se llega a causa de estar paralizado por el temor, o por estar prisionero en la fantasía. Más del 70% del mal trabaja bajo la forma de fantasía, y tiene un efecto siniestro sobre el ser humano, ya que es algo en donde lo atacan a uno a punta de placeres, y en eso nos la pasamos años enteros, y al final de tanto placer y tanta fiesta nos damos cuenta que no se tiene ni un solo sueño cumplido.
La fantasía y las adicciones socialmente admitidas, se alimentan de lo mismo que las cosas más importantes de la vida, por eso dedicarle tiempo y atención a la fantasía y las adicciones equivale a no poder realizar los sueños e ideales más profundos, así es que terminamos viviendo una vida de muchas rumbas y paseos, y de muy pocos sueños realizados, divididos entre el ser de adentro con hermosos potenciales y el ser de afuera con grandes frustraciones, que sobrevive en lugar de encarnar la mejor versión de sí mismo y alcanzar la realización personal, por estar prisionero de la cara positiva del mal que corresponde a la fantasía, la cual es más letal y peligrosa que la cara negativa del mal que corresponde al temor y la violencia.
Cabe aclarar que el placer y hasta las cosas banales son positivas en su justa medida, pero el pecado es que aquí se presentan de forma tal que le arrebatan a la persona el control de su vida y le imposibilitan la realización de sus objetivos. Cuando uno se da cuenta cuál es el ladrón que le está robando lo más preciado, se inicia un proceso de liberación de esta cara positiva del mal, que lo conduce a “sacar los ladrones del templo” para declarar su soberanía y empoderarse de sus talentos con el objetivo de ejecutar la obra y realizar los sueños.
Lo que el mal está haciendo con la humanidad a través de la fantasía, es lo mismo que hicieron los españoles con los indígenas hace 500 años, o sea que nos están cambiando el oro por espejos, nos están cambiando las cosas esenciales de la vida por un montón de actividades que sólo alimentan la importancia personal, es por esto que la sanación consiste en soltar la cara positiva del mal, soltar la fantasía y las adicciones para escoger de forma más inteligente en qué invertimos la energía y el tiempo.
En el proceso para sanar la Esquizofrenia Oscura, es importante tener claro cuáles son las características de una persona impecable e insobornable, que haya alcanzado un estado de liberación total del mal, la cual tiene principios y valores que le permiten formar unas buenas raíces, el buen tallo lo adquiere viviendo sin importancia personal y teniendo a la muerte como consejera, para poder neutralizar la acción de sus defectos personales o saboteadores internos, y así lograr el objetivo de hacer las cosas que debe hacer en pro de alcanzar el bien común y el camino con corazón, de manera calmada y estable, sin preocupaciones ni expectativas, sin obsesiones ni repulsiones, haciendo todo desde la estabilidad del propio ser, imperturbable frente a las circunstancias, como un árbol quieto y firme en medio de una tormenta.
Cabe aclarar que no se trata de casarse sólo con la luz solamente, la clave no es rechazar la oscuridad sino conocerla para poder integrarla de forma equilibrada en la vida cotidiana, se trata de trascender la dualidad para llegar a la unidad. Hay que aprender a negociar inteligentemente con la oscuridad, lo cual implica saber acercarse a la sombra para reconocerla, alimentarla, sanarla y manejarla, la clave es que estas acciones deben ser en soledad con ella para que no afecte a nadie, o sea que la oscuridad se utiliza como maestra personal para la depuración del yo, como una oportunidad para liberarse de cadenas viejas, ya que cuando no se utiliza bien se convierte en saboteadores internos, adversidades y defectos personales.
Esta paradoja de luchar contra la oscuridad y al mismo tiempo tratar de integrarla positivamente con el objetivo de sanarla, es algo que se explica en la siguiente poesía que se llama precisamente “Paradoja”:
Aquel que quiera vivir primero debe estar preparado para morir.
Quien pretenda llegar a las cumbres más altas,
antes debe conocer a la perfección la extensa llanura.
Quien pretenda adquirir la suma abundancia,
primero debe convertirse en un maestro de la escasez.
Quien desee tener éxito en el arte de la creación,
primero debe dominar a la perfección el arte de la inactividad.
Quien quiera alcanzar la felicidad,
primero debe descubrir la dicha de ser infeliz.
Quien pretenda conquistar el éxito,
es prerrequisito que antes aprenda a
hacer malabares con la adversidad.
Si quiero amar verdaderamente a dios,
primero tengo que amar profunda y puramente al diablo,
porque dios no es dios únicamente,
dios es la totalidad, y la totalidad es dios y diablo, conjuntamente.
Es por eso que el camino hacia la luz,
siempre estará antecedido por el viaje a través de la oscuridad.
Este es el único sendero posible,
aquí no hay alternativas, no hay trochas, no hay trampas.
EXTREMISMO, LA PANDEMIA DEL ODIO
El extremismo corresponde a la patología que genera la polarización, la cual proviene de tomar los dos polos como enemigos, y de situarse en un bando para odiar y pelear con el otro bando, e inclusive no solo con el otro bando sino con todo lo que sea diferente, ya que el extremismo cree que todo lo que no está con él está contra él.
En la ecuación del extremismo el odio mutuo es el elemento protagónico, la cuestión ya no es de argumentos sino de emocionalidades y de instintos, de bandos y de odios, y viene en parejas, los ricos odian a los pobres y los pobres odian a los ricos, y así mismo ocurre con otras parejas en conflicto: Hombres y mujeres, jóvenes y viejos, la derecha y la izquierda, los que están a favor del paro y los que están en contra, equipos de futbol enemigos, países enemigos, y todo lo que esté en conflicto.
El Extremismo tiene dos síntomas principales: El primer síntoma es no soportar la diferencia, que agrede a la persona hasta causarle enojo y agresividad, por eso este es el origen de la pandemia de odio, miedo, egoísmo e indiferencia. El segundo síntoma es que justifica e institucionaliza la violencia como medio de protesta y como justicia privada.
El extremismo nos tiene a punto de una guerra civil, la situación es como una olla a presión que está a punto de estallar, entonces para sanarla hay que tener en cuenta tres claves: La primera clave es tomar los polos no como opuestos sino como complementarios, la segunda clave es saber que la violencia genera más violencia, por lo que la mejor manera de combatir el mal es un enérgico avance en sentido del bien, y la tercera clave es declararse a sí mismo como territorio de paz, lo cual se logra sanando el agresor interior y trabajando en pro del bien común, para así no hacer parte del problema sino parte de la solución. Así mismo como no hacer parte del problema, también hay que esmerarse por no hacer parte de la enfermedad, de la guerra, del mal y de la oscuridad, para dar inicio al verdadero matrimonio con la salud, la paz, el bien y la luz.
CAUSAS POLÍTICAS Y SOCIALES
La política bien hecha se parece a una historia de tribus indígenas, en donde contaban que en sus reuniones sociales la clave de las buenas relaciones entre todos era la equitativa repartición de la carne de los animales que hubieran cazado, ya que cuando esta repartición era inequitativa siempre se generaban problemas y peleas entre los diversos grupos. Nuestra política y la de casi todos los países del mundo, siempre ha tenido una estructura enferma en donde se gobierna de forma que beneficia a los ricos y perjudica a los pobres, y en donde más de la mitad de los dineros públicos se los traga la corrupción, esto crea una presión en la población que va creciendo con el tiempo, y a esto se le suma más presión debido a la crisis económica y psicoemocional generada por la pandemia, lo cual dio como resultado una bomba de tiempo que en estos momentos estamos presenciando el inicio de su explosión. La situación de Colombia es verdaderamente peligrosa, ya que en medio de esta explosión social intervienen varias fuerzas con el objetivo de pescar en río revuelto, como por ejemplo los partidos políticos, los grupos insurgentes y hasta el narcotráfico. La profunda polarización actual hace que en nuestro país reine el extremismo político y social, hasta el punto en que ya estamos como en una pre-guerra civil. En este punto crítico hay mucho por hacer, ya que la resistencia se puede realizar de muchas formas que no son violentas, empezando por agrupar a quienes tengan intereses en común, o denunciar a través del arte, o ayudar a reparar lo que otros destruyen, o formar cadenas de oración, o realizar pequeños aportes en los problemas de su entorno. En Cultura Neuroactiva enfatizamos en las respuestas de orden individual, para lo cual la persona debe hacerse responsable de sanar su propia sombra, y aportar al mundo lo mejor de sí en todo momento.
En medio del colapso del lenguaje y de las buenas relaciones, lo importante no es saber cuál lado tiene la razón, la verdad es que estamos en un punto donde el sistema se está cayendo, por eso la cuestión es asumir una posición estratégica para saber protegerse y vivir el caos de una manera saludable, inclusive hasta lograr sacarle provecho viéndolo como oportunidad.
Para curar de raíz los problemas del mundo, los seres humanos debemos sanar al agresor interno y desarmarnos del miedo, la ira, el egoísmo y la indiferencia, hasta lograr entender y hacer las paces con el enemigo, teniendo en cuenta que como la sombra del otro es el reflejo de mi propia sombra, entonces para resolver el conflicto afuera primero hay que asumir la responsabilidad de sanar la propia oscuridad y los defectos personales, o sea que primero hay que ordenar la casa interna, para tener posibilidades que algún día no muy lejano esa paz interna se vea reflejada en un buen gobierno, que posibilite una paz social que alcance para la humanidad entera, en donde el ser humano realice su tarea de forma impecable, convirtiéndose en la escalera multicolores que une el cielo y la tierra.
Cada persona aporta al mundo y contribuye a sanar el caos actual, simplemente con hacer bien la función que le corresponde, no todos están llamados a trabajar por la transformación social. Los grandes problemas del mundo como la salud, educación, empleo, vivienda y seguridad, mientras que llegan las soluciones colectivas, el llamado es a solucionarlos a nivel individual y familiar, con actitud, creatividad, cocreación de la realidad, y apoyo mutuo con los seres queridos y los amigos.
La solución al conflicto social no se consigue ni huyendo ni peleando, sino sanando, respetando y negociando, ya que siempre hay dos formas de hacer las cosas, y es preferible caminar por la belleza, teniendo en cuenta que vale más la técnica que la fuerza.
 
EL CAMBIO PLANETARIO
La humanidad está viviendo el cambio de conciencia que consiste en una transición del viejo paradigma al nuevo paradigma, ocasionada por el cambio de polaridad magnética de la Tierra, por el cambio en nuestro ADN, y también por el rayo sincronizador que viene desde el sol central de la galaxia, todo esto causa la activación del modo cognitivo espiritual, lo cual es el motor que gesta el cambio de realidad que estamos viviendo. Todas estas teorías, incluyendo la teoría de los Mayas que nos muestra que su calendario sólo dura hasta el 21 de diciembre del 2012, nos están informando del gran cambio que va a acontecer en la humanidad, el cual se conoce vulgarmente como el “Cambio Planetario” y técnicamente como el “Cambio de Paradigma Mental”, éste cambio va del viejo al nuevo paradigma. Viejo paradigma es estar en alguno de los dos lados de la división, el nuevo paradigma desecha lo peor de ambos lados y reúne lo mejor de ambos lados de la polarización, formando así una tercera vía que conduce a una nueva humanidad.
 
CAUSAS ENERGÉTICAS
La energía planetaria está en aumento, y esto hace que todo lo flojo se caiga y que todo lo oculto emerja. Esta crisis y este caos vistos desde un plano espiritual, forman parte de una recalibración energética que genera un cambio colectivo de paradigma mental y un cambio estructural en la realidad conocida, ya que cuando cambia la frecuencia energética luego también cambia la correspondencia física o la manifestación en la realidad cotidiana, se parece a una operación energética colectiva del planeta entero, lo cual afecta desde el código genético hasta todas las instancias de la psique, de la vida y de la sociedad, por eso es que las personas más sensibles son los primeros en sentir los síntomas del cambio. Lo que cambia es la frecuencia Schumann para que se de la recalibración energética. Hemos entrado en una época histórica y una zona energética que tenemos que asumir de manera estratégica, ya que para que la conciencia de la humanidad ascienda a una octava superior, tiene necesariamente que pasar por la muerte, como ocurre en todos los cambios, y esto implica una reinvención de la vida de cada persona.
CAUSAS PSICOLÓGICAS
Las formas de pensamiento y de hacer las cosas van a cambiar totalmente, como esto nos hace soltarnos de los viejos patrones de comportamiento, por eso es que llegan sentimientos de culpa, frustración, confusión, ansiedad, o estar en el vacío. Este cambio de frecuencia que genera el cambio de realidad, se puede describir como un gran tsunami que le llega a la humanidad, pero este tsunami no es de agua sino de realidad espiritual, por eso se caracteriza porque se sienten los mismos síntomas de un trance con hongos alucinógenos pero sin consumir ningún tipo de sustancias, en medio de la realidad cotidiana, de una forma muy sutil y de manera permanente, por lo tanto las personas que no sepan manejar de forma calmada y productiva esta nueva frecuencia energética y mental que corresponde al inconsciente profundo, es muy factible que caigan en las diversas patologías de la mente, como por ejemplo: Ansiedad, pánico, drogadicción y adicciones, déficit de atención, semiautismo, depresión, suicidio, emociones explosivas y todo tipo de trastornos mentales. La clave es que este estado se maneja igual a como se manejan los malos viajes por el inconsciente profundo, ya que le sirven las mismas técnicas, como por ejemplo respirar pausadamente, oración, meditación, calmarse, aquietarse, redireccionar el pensamiento hacia cosas agradables, y subir el ánimo.
Estamos como poseídos en medio del desenfreno de los instintos básicos o pecados capitales, por eso este mundo parece un manicomio colectivo, no hay quien gobierne, vivimos un oscurantismo de la conciencia en donde la desinformación y la mentira tapan la verdad, en esa medida reina un estado de anarquía en el que se perdió el respeto, se perdió el punto de referencia y ya no se le cree a nada, ya no hay confianza en el gobierno, ni en las fuerzas armadas, ni en los medios de comunicación, ni en las instituciones públicas ni privadas, ni en la salud, la educación o la religión. Hay tanta confusión, que se está empezando a ver el mal como bien y el bien como mal, y a tomar la verdad como ficción y la mentira como realidad. Lo delicado es que el caos silencioso y los tóxicos emocionales se propagan muy rápido y se quedan mucho rato en la persona, generando malestar, desequilibrio y baja frecuencia energética.
Esta noche oscura del caos actual viene justo antes del amanecer, y hace que salgan a flote todos los espíritus más instintivos, aberrantes y negativos del ser humano. Nos están haciendo una especie de exorcismo colectivo para sacar lo más podrido y enfermo, por lo tanto aquí no se trata de guerras con nada externo, en estos momentos de la historia humana, la cuestión central es que el individuo está siendo profundamente confrontado con todo lo que no había querido ver de sí mismo, quizá por oscuro y grotesco, pero sencillamente llegó la hora de que cada quien decida de qué lado se ubica según la naturaleza de su alma, si del lado del desenfreno de sus instintos básicos, del pensar sólo en sí mismo y de vibrar con situaciones de baja frecuencia, o si del lado de la sanación de la sombra, del respeto, del servicio y del bien común.
Si la enfermedad es la locura, el miedo, el egoísmo y el odio, entonces la sanación es no caer en esto personalmente. Como el colapso de la realidad externa es inminente, y como la lógica, la comunicación y el sentido común se están perdiendo, entonces definitivamente la salida es para adentro, para lo cual hay que tener en cuenta dos cosas: Tener claro cómo adaptarse al cambio en los aspectos básicos de la vida, y saber que la realidad no es algo inmutable que exista allá afuera, sino que ésta la construye cada persona a partir de las actitudes que tenga (y los espíritus que la habitan).
 
LA PANDEMIA COMO CAUSA
La pandemia y la cuarentena trajeron consigo el alejamiento de la realidad conocida y esto nos obligó a enfrentarnos con una parte desconocida de nosotros mismos, el encierro nos afectó, nos vimos amenazados por la salud y la economía, igualmente a muchas personas se les incrementaron las actividades, las dificultades, la presión, el estrés, e inclusive hasta perdieron los espacios para estar en soledad. La realidad tal cual la conocíamos antes del Covid es algo que sólo va a quedar en los recuerdos, nuestra cotidianidad está cambiando vertiginosamente, estamos viviendo una experiencia de transformación colectiva que abarca a la humanidad y al planeta. Esta es la profecía de la que hablaron los mayas y otras culturas antiguas, estamos parados en el umbral que marca el final de lo viejo y el principio de un nuevo ciclo, y el Covid junto con la crisis social actual son sólo las primeras fichas en una fila de eslabones que nos conducen a una nueva realidad.
Todos los acontecimientos que se han desprendido de la pandemia son en realidad los síntomas de un gran salto evolutivo que está teniendo la humanidad, el cual va a traer un gran impacto en nuestras vidas y en la cultura, ya que para que lo nuevo tenga la oportunidad de nacer primero se debe destruir la realidad que habitamos, esto remueve las bases de nuestra estructura psicológica colectiva, quitándonos momentáneamente la calma, el equilibrio y hasta el sentido común, estamos tan aturdidos inmersos en esta experiencia que ni siquiera logramos entender o nominar lo que sentimos, pero como toda muerte viene acompañada de un renacimiento, de este caos va a surgir un nuevo capítulo de nuestra vida, un nuevo orden social y una nueva humanidad.
 
EL ALEJAMIENTO DE DIOS
Muchas personas adjudican el caos actual al alejamiento de Dios, y es muy cierto, ya que en estos momentos reina el materialismo y el egoísmo, por lo que la figura de Dios está más relacionada con el dinero y la importancia personal que con el misticismo o la religión, entonces el respeto se perdió y los antivalores crecieron, como no hay ningún punto de referencia creíble entonces todo el mundo hace lo que quiera, y las sombras aprovechan para intervenir y manejar la situación, por eso es que parece que el diablo estuviera suelto, y como resultado queda un estado de anarquía reinante.
Esta crisis corresponde a un momento de cambio social, una experiencia que debe vivirse de forma terapéutica, como un momento sagrado, ya que si nos han cortado la conexión con el espíritu, es precisamente porque estamos a punto de recibir la presencia del espíritu como nunca antes la habíamos visto.
PROFESÍAS DEL APOCALIPSIS Y TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN
Desde varias profecías apocalípticas, se dice que el momento del gran cambio será antecedido por una clara división de la humanidad. Según las teorías religiosas y teorías de conspiración, a nivel energético y físico, el gobierno de la Tierra se da por turnos de a mil años, mil años le toca gobernar a la oscuridad, luego le toca gobernar mil años a la luz, y así sucesivamente; la cuestión es que estamos justo en una transición de gobierno planetario terminando el reinado de la oscuridad, en medio de guerras, agites, antivalores, caos, excesos y desenfrenos humanos.
Las personas actuales siempre hemos estado en el gobierno de la oscuridad, pero hasta el 2019 existía cierto equilibrio al que llamábamos la “Realidad Normal” en la que todos vivíamos antes de la pandemia, pero este equilibrio se ha alterado notoriamente y hemos entrado en la realidad actual a la que llamamos la “Nueva Normalidad”, que es incierta y caótica debido a que corresponde a los últimos siete años del gobierno de la oscuridad que iniciaron en 2019 con el Covid y terminan en 2026 (aproximadamente) que es el cambio total de dimensión, la biblia describe que en este último período aparece el anticristo a ponerle sello de la bestia a un porcentaje alto de la población, lo cual significa que el mal está suelto (Esquizofrenia Oscura), y lo que busca es robar la alegría, desanimar, asustar, bajar la frecuencia energética, hacer daño y hacer colapsar, con lo cual cada persona se enfrenta con su mayor temor, lo que divide a la población entre los que se derrumban, y los que la presión y el caos les sirve de reto para sacar su mejor potencial y empoderarse; la pregunta que queda es: ¿De qué lado cocreas la realidad?
“El Reinado del Anticristo” corresponde al gobierno del mal en los últimos tiempos, “El Juicio Final” corresponde a la presión que ejerce la oscuridad para que cada quien se defina de lado entre el bien y el mal, “El Sello de la Bestia” corresponde a todas las personas que permiten que el mal gobierne sus vidas, y “El Apocalipsis” corresponde al cambio de dimensión total que estamos viviendo. Estas profecías concluyen con dos teorías muy interesantes pero que dicen lo mismo en el fondo, la teoría de la biblia que habla de la segunda venida de Jesús a la Tierra y que con sus ángeles poblarán los cielos para derrotar a la oscuridad y así iniciar la nueva humanidad en donde la luz reinará por un período de mil años, y las teorías de conspiración (Comando Ashtar) que hablan que los cielos se llenarán de naves, las cuales se llevarán a una parte de la población para sanarla, prepararla y volverla a traer, luego de que limpien la Tierra y así iniciar un nuevo mundo.
En síntesis, lo que está sucediendo con este mundo tan convulsionado, es que los pecados personales nos están saliendo a rendir cuentas para que seamos conscientes de ellos y nos hagamos responsables de su sanación, antes de iniciar el nuevo capítulo de la humanidad.
 
SOLUCIONES INDIVIDUALES A LA CRISIS ACTUAL
Para enfrentar esta crisis social y humana que genera el Cambio de Paradigma Mental, Cultura Neuroactiva propone y promueve que cada persona trabaje conscientemente los siguientes aspectos de su vida:
  • Hacerle resistencia a la sombra personal, tomando la decisión de cancelar los contratos con la oscuridad y de casarse con la luz, para cuidarse de no hacer parte de la guerra, del mal, de la división o de la enfermedad. Hay que expulsar los ladrones del templo y redimirse interiormente, o sea, organizar y limpiar la casa interna.
  • Escoger una línea de ayuda y servicio al mundo, que vaya acorde a los talentos, a las riquezas o a la profesión.
  • Saberse proteger de los peligros externos de forma estratégica.
  • Saber neutralizar los ataques de los defectos personales hasta lograr sanarlos.
  • En los conflictos hay que tratar de ser flexible y de bajarle a las pretensiones, para poder negociar y así llegar a un punto intermedio.
  • Prepararse para estar tranquilo en medio del caos y para recibir noticias difíciles. Manejar de forma terapéutica las crisis internas y el pánico hacia los riesgos externos, no meterle mente, tratar de subir el ánimo con diversas técnicas y de no pensar en la situación preocupante, tener fe viva, no resistirse, fluir con la corriente, no hacer nada a la fuerza, cumplir tranquilamente con los deberes, cambiar rápido del por qué al para qué de la situación difícil, vivir conscientemente el proceso de muerte renacimiento para iniciar bien el nuevo capítulo de la vida.
  • Prepararse para enfrentar el cambio planetario. Trabajarle al cambio de paradigma mental y aprender a manejar los modos de vida del nuevo paradigma.
  • Aprender a cocrear la realidad, y a dar el salto de tercera a quinta dimensión.
  • Empoderarse hasta alcanzar la mejor versión de sí mismo.
  • Tomar una posición saludable a nivel interior y exterior frente a la realidad actual. Estar preparado para estar calmado, adaptarse rápido y ser capaz de florecer en medio de la adversidad.
NOTA: Estos temas se abordarán más ampliamente en los once puntos restantes de éste primer manual de Salud Interior: “Cómo Enfrentar la Crisis y el Caos Actual”.
SÍNTESIS DEL TEMA
La síntesis de este complejo tema no la encontré en las palabras de ningún pensador famoso, sino en las palabras de una niña de 6 años grabada por su madre en un video de esos que pasan por las redes sociales, esta niña al ver a sus padres discutiendo, apartó a su madre para darle una lección de vida diciéndole estas palabras, las cuales me impactaron tanto, que serían las mismas palabras que yo escogería para invitar a las dos partes de la polarización a que hagan una toma de conciencia que les permita un cambio de actitud, para que esta crisis social y humana conduzca a algo positivo y estable; aquí está un resumen de lo que le dijo esta niña a su madre:
“Mamá, estás lista para ser amiga de papá, trata de no ser tan exigente para que puedan ser amigos. Tus pretensiones deben ser un poquito más bajas. Sólo quiero que tú y mi papá se ubiquen, se calmen y sean amigos. No quiero ser mala, sólo quiero que todos sean amigos. Y si yo puedo ser buena creo que todos pueden ser buenos. Estoy tratando de hacer lo mejor que puedo dentro de mi corazón. Quiero que todos estén sonriendo, no me gusta estar enojada. No estoy tratando de ser mala, no quiero ser intimidante, estoy tratando de mantenerme estable, sobre el suelo, no hacia abajo, directo al medio, donde está mi corazón. Y si viviéramos en un mundo donde todos son malos, todos serían un monstruo en el futuro, sólo quedaría el monstruo en nuestro lugar. Necesitamos que todos sean personas, sólo quiero que todo se calme, solo quiero que todo sea lo mejor posible, nada más”.
Es impresionante que esta niña haya canalizado el espíritu de esta manera, es como un mensaje para el mundo, ya que habla de lo más importante:
  1. Trata de hacer las paces entre los dos polos del conflicto, para que negocien, se calmen y se unifiquen nuevamente.
  2. Muestra el conflicto central del ser humano entre ser bueno y ser malo.
  3. Muestra las consecuencias terribles donde el mal se apodere del mundo.
  4. Señala su preferencia de la alta vibración o el buen ánimo, en lugar de elegir emociones de baja frecuencia, deduciendo que si ella puede elegir ser buena cualquiera puede serlo.
  5. Enseña el correcto manejo de la polaridad, buscando un punto medio emocional que permita un ánimo estable independiente de las circunstancias.
  6. Da las soluciones sobre qué hacer en medio del caos: Mantenerse estable y no perder la calma, esmerarse por ser buena y hacerle resistencia al mal, no dejarse robar la alegría y mantener alto el estado de ánimo, hacer lo mejor siempre y ayudar para mejorar el mundo.
Transcender por encima del bien y del mal, es el punto de referencia hacia el que debemos caminar, sabiendo que es el proceso más importante de nuestras vidas, también es la escuela para conocernos a nosotros mismos, y finalmente es el camino que nos conduce al cambio de conciencia y nos guía hacia una nueva humanidad. Se puede hacer un símil perfecto entre esta tercera vía con la poesía, lo cual se plasma en “Poeta, Corresponsal del Cielo y del Infierno”:
Poesía, pretexto divino para ser desquiciado,
en medio de millares de cuerdos
que condenan la locura con la pena capital.
Poesía, visa celestial para entrar en el país de lo contradictorio,
e ir de paseo en un submarino transparente
por el séptimo infierno de Dante.
Poesía, conexión perfecta entre locura y consciencia,
discurso delirante que fluye a través de un poeta
envenenado por la luz, seducido por las sombras
y utilizado por el cosmos como médium,
como chamán de una tribu alucinada y perdida;
por eso pesca imágenes en el mar del inconsciente,
y vuelve con los frutos de su labor,
como quien ha descendido al Hades, y luchado, y perdido,
retornando al mundo, desnudo,
en medio de la más despiadada libertad,
para demostrar con su vida y con su ejemplo,
que aún se puede abrazar la trascendencia
y saborear la divinidad, en la cárcel, o en el templo,
o en la cama de todos los días.
No existen condiciones para quien
se haya robado las llaves del cielo,
y también, haya entablado amistad con Lucifer
y todo su séquito de demonios.
Él, ya no depende de nada,
sabe, a diferencia de sus congéneres,
que la realidad no existe, sino que se construye,
y lo hace a cada instante, confiado y feliz;
ya ha pagado el peaje sagrado de dolor y sufrimiento,
que le revela la clave secreta de los dioses: la imaginación;
por tal motivo deja de ser un simple mortal,
convirtiéndose en cocreador con Dios,
de la más perfecta y constante poesía: el universo.
AUTOR
Juan David Silva Aguirre.
creative comons
SERVICIOS
Consultas, Terapias de Salud Interior, Coaching Espiritual.
CITA PREVIA
culturaneuroactiva@gmail.com 
Celular.3127994357
www.culturaneuroactiva.com
Medellín – Colombia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *