Autoterapia

Identifica las problemáticas que más te aflijan, y encuentra el camino para entenderlas y resolverlas, por medio de esta guía basada en el sistema evolutivo humano y la terapia neuroactiva.
MODO DE USO
1. Ubica por medio del test neuroevolutivo en cual etapa del sistema evolutivo humano te encuentras.
2. Ingresa en la autoterapia de tu etapa específica.
3. Observa primero la lista de problemáticas e identifica las que más te afecten.
4. Lee la lista de necesidades, ya que este es el punto de referencia desde el que se pueden explicar las causas y encontrar cómo resolver tus problemáticas.
5. Busca en la lista de soluciones, aquellas ideas o pautas que sientas que te pueden servir para resolver o manejar cada una de tus problemáticas.
6. Si quieres entender más a fondo tus problemáticas, te invitamos a que busques en el menú en la parte de manejo de problemas, ya que allí se explica el origen de las principales problemáticas y patologías humanas que están en crisis en estos momentos.
Para facilitar la comprensión, a continuación se encuentran las definiciones sobre las problemáticas, las necesidades y las soluciones de cada etapa.
PROBLEMATICAS DE CADA ETAPA
Son las pruebas arquetípicas, enemigos naturales o dificultades estructurales que hay que superar de cada estadío del proceso. Desde la perspectiva de la enfermedad como camino, estas situaciones negativas también son maestros que llegan a nuestra vida y se manifiestan como barreras de la percepción, pero cumplen la función de actuar como indicadores y dirigirnos en la gestión de nuestra vida diaria, o sea, nos proporcionan la necesidad y la motivación como medios para dirigir nuestra evolución personal hacia el siguiente estadio.
NECESIDADES DE CADA ETAPA
Estas necesidades básicas también pueden tomarse como los instintos arquetípicos de cada etapa, por eso se convierten en los ideales esenciales en torno a los cuales gira el pensamiento y la acción. Por otro lado las necesidades neuroevolutivas es lo que le da esencia y sentido a la vida, por lo tanto corresponden a las seguridades ontológicas de cada persona.
SOLUCIONES DE CADA ETAPA
Son las labores a las que hay que dedicarse en cada fase del proceso, para poder fluir de manera estructurada y sostenible. Son las salidas estructurales que existen para cada problemática neuroactiva, las cuales apuntan a satisfacer las necesidades de cada etapa por las vías terapéuticas.

 

Autoterapia Etapa Neuronormal

PROBLEMATICAS NEURONORMALES
  • Viven en una constante lucha interna, ya que no les sirve casi nada de lo que la vida les trae.
  • Son psicorrígidos.
  • Cuando no consiguen lo que quieren sienten frustración y que la vida no es justa, debido a su sentido de comparación y competición, y por ello entran en estado de baja autoestima.
  • Sienten injusticia social, y por el otro lado también son los gestores de esta injusticia, directa o indirectamente.
  • Están encerrados en una sola posibilidad de realidad, y cuando esta se pone difícil se sienten acorralados.
NECESIDADES NEURONORMALES
  • Surgimiento del “instinto de egoísmo básico”, que corresponde al impulso de tener para poder ser, y de esta manera pasar por la experiencia de las cosas básicas que ofrece el mundo, con el objetivo esencial de conocerse a sí mismo por la vía del descarte.
  • Experimentar el yo quiero en toda su dimensión, para poder encontrar sus necesidades reales.
SOLUCIONES NURONORMALES
  • Mostrarles posibilidades nuevas para hacer o conseguir las cosas.
  • Pasar por la experiencia con buen ánimo, decisión y entrega, pero tomando las medidas preventivas posibles.
  • Vivir intensamente, sin temores ni prejuicios.
  • Moverse en el mundo con total fluidez en cualquiera de sus líneas, tanto positivas como negativas, hasta generar una pertenencia total.
  • Lograr fusionarse con el medio.
  • Pertenecer a un grupo social que lo acoja y en el que sea importante.
  • Luchar por los ideales hasta conseguirlos.
  • Conseguir lo que se quiere es la única manera para quemar este estadío integralmente, ya que al darse cuenta de lo que no se es, el ser recorre el camino de “comerse al mundo” para buscarse a sí mismo, y por descarte lograr avanzar al ser real, a lo que si se es.
  • Hacer ejercicios de Neuroestimulación.
  • Saber que ésta no es la única realidad posible, y que hay maneras para ingresar en otros estados más serenos, más claros, más plenos.

Autoterapia Etapa Preíndigo

PROBLEMATICAS PREINDIGO
  • Los prejuicios mentales, la psicorigidez, y los temores que provienen del inconsciente colectivo.
  • Problemas maladaptativos y extremos disfuncionales.
  • Se presentan oleadas de sinsentido por el hacer cotidiano.
  • Postergar eternamente la realización de los sueños, no tener el valor de lanzarse al vacío y arriesgarlo todo para conseguir los ideales.
  • Las buenas relaciones con el sistema empiezan a tener importantes signos de deterioro.
  • Estrés y acelere.
NECESIDADES PREINDIGO
  • Surgimiento del “instinto de separación de la familia básica para poder florecer o expresar la individualidad”, que corresponde al impulso de tirarse del nido para poder volar.
  • Zafarse de la total dependencia del sistema para liberar su verdadero ser.
  • Dejar de vivir una vida ajena para empezar a vivir la propia vida.
  • Búsqueda de satisfactores nuevos para necesidades nuevas.
  • Encontrar la propia identidad.
SOLUCIONES PREINDIGO
  • Tener conocimiento de lo que le está pasando, junto con tener una actitud de mente abierta al cambio, y encaminar sus elecciones más hacia lo que siente que hacia lo que debe.
  • Salirse de los convencionalismos sociales.
  • Dedicarse a “ser” sin preocuparse tanto por el “tener”, dejar de sobrevivir.
  • Realizar a consciencia un proyecto de vida que siga el camino con corazón.
  • Empezar a construir los sueños e ideales, empoderarse de la misión que se tenga en la vida, y desarrollar proyectos propios que concentren la atención.
  • Darse cuenta de la importancia que tiene dedicarse tiempo a sí mismo y a la construcción de los sueños.
  • Ser auténtico, transparente, asertivo y fluir con naturalidad.
  • Centrarse en lo que genere sentido y motivación.
  • Hacer que cada elemento en la vida tenga un propósito.
  • Ser fiel a sí mismo a cada instante, aprender a confiar más en sí mismo y en la sabiduría organísmica, antes que en las opiniones de terceros, pero sin cerrarse a la ayuda y orientación que puedan ofrecer expertos en el tema.
  • Dejar de trabajar como obrero asalariado y empezar ganarse la vida como trabajador independiente.
  • Salirse del sistema para dedicar la vida a la construcción de sus ideales más profundos.
  • Personalizar la vida.
  • Adquirir criterio, no tragar entero ni ser conformista.
  • Dejar la hipocresía y empezar a ser más transparente y natural.
  • Confiar más en la intuición y en la sabiduría organísmica.
  • Tener pasión por lo que se hace y no realizar nada que no se sienta de verdad.
  • Lo que debe hacer es darse cuenta que está despertando a una nueva realidad, y que todos esos síntomas de despertar de consciencia son algo natural que hay que saber manejar.
  • Aprender a distribuir bien el tiempo entre el afuera y el adentro.
  • Aprender a manejar el mundo físico con impecabilidad.

Autoterapia Índigo

PROBLEMATICAS INDIGO
– Rebeldía, obstinación y terquedad. Ser un “rebelde sin causa”.
– Ser contestatario y cuestionarlo todo.
– Les gusta la confrontación y la oposición.
– Entregarse a la satisfacción de los instintos básicos sin medir las consecuencias.
– Problemas de adaptación, rechazo social, ganas de salirse del sistema, no encajar con los moldes sociales, no seguir la norma, no cumplir las reglas sociales.
– Aburrirse muy rápido de las cosas, no soportar la monotonía.
– Depresión, desmotivación, crisis existenciales, ataques de sinsentido, trastorno bipolar.
– No tener independencia ni autonomía, vivir bajo reglas ajenas, estar en un medio en donde no se pueda ser transparente.
– Confusión, desesperación, desesperanza, agonía y ansiedad.
– Desubicación, sentir que se vino a algo especial a este mundo y no saber exactamente a qué.
– Tener terribles padecimientos psicológicos y no saber qué se tiene, ni el por qué de la diferencia con el mundo.
– Hiperactividad.
– Rompen los esquemas establecidos.
– Tienen modos de vida extremos.
– Son impulsivos, irracionales, intensos y hasta insoportables debido a su emocionalidad desbordada.
– Altos niveles de estrés y acelere, no tener tiempo.
– Obsesión por las emociones fuertes, transitar por el camino de los excesos, desboque de los instintos básicos.
– No ser capaz de ponerse máscaras ni de ser hipócrita.
– Exceso de empoderamiento, orgullo, soberbia, petulancia, exceso de confianza.
– Querer ser siempre el centro de atención, egocentrismo, excentricidad y esnobismo.
– Hablar demasiado y ser inoportuno.
– Promiscuidad, no tener pareja estable, relaciones de pareja desechables.
– Toda clase de adicciones: drogadicción, alcoholismo, ludopatía.

 

NECESIDADES INDIGO
– Surgimiento del “instinto de ser en el mundo”, que corresponde al impulso de manifestar la naturaleza interna (desde el ser, que equivale a ser uno mismo, ser asertivo).
– Encarnarse a sí mismo, vivir su identidad, ser original y auténtico.
– Su objetivo es dejarse guiar por su pasión (camino con corazón) y llegar hasta las últimas consecuencias, para lo cual debe romper en todo momento con la resistencia del sistema.
– El objetivo de esta etapa es alcanzar la maestría en el manejo del mundo exterior, por eso corresponde al total desarrollo de las capacidades del Modo Cognitivo Físico.
– Unificar el querer, el pensar y el hacer, en torno a la predilección íntima o camino con corazón.

 

SOLUCIONES INDIGO
– Con respecto a la satisfacción de sus florecientes instintos, debe ubicar las vías tóxicas y redireccionar este exceso de energía hacia las vías terapéuticas, con el objetivo de que atraviese por esas experiencias con el menor riesgo y la menor fricción posibles para consigo mismo y el mundo.
– Orientación y asesoría especializada para enfrentar los riesgos y las pruebas de la Neuroactivación.
– Resolver el yo, integrando los yoes multidimensionales no trabajados.
– Trabajarle al manejo de los instintos básicos y la sombra.
– En casos extremos es recomendable la Terapia Psicológica Transpersonal.
– Iniciar un proceso de autoconocimiento y profundización en lo esencial de la vida.
– Humanizarse y crecer en valores.
– Fusionar el querer y el hacer en un producto o servicio del cual se derive el sustento, empezar a ganarse la vida haciendo lo que se ama. ubicarse en el hacer que corresponda de acuerdo a la propia naturaleza, para que de esta manera se centre la atención y se ocupe el tiempo en los temas que más motiven. Cuando la persona entra en contacto con el elemento al que pertenece, pasa de un estado de entropía a un estado de equilibrio productivo, en sintonía con el mundo que la rodea.
– Aprender conceptos básicos sobre estructura y manejo de este cambio neuropsicológico, para así conocer muy bien qué se tiene y cómo proceder de la mejor manera ante cualquier situación por difícil que sea.
– La inconformidad con el medio educativo y laboral, ocurre porque no hay un sentido de plenitud ni de goce frente a la actividad realizada. La persona no se siente llena con lo que hace, entonces tiene la necesidad de realizar otras actividades que correspondan a los nuevos requerimientos de su ser interno.
– Para salir de la incertidumbre y la ansiedad, debe descifrar qué es lo que sucede, ya que aparte de lo difícil de las pruebas del proceso de neuroactivación, el mayor desgaste lo genera la incertidumbre de no tener ningún punto de referencia.
– En casos extremos es recomendable la Programación Neurolingüística.
– Estar innovando periódicamente en los aspectos de la vida que más aburran, pero también estar alerta de cuando centrarse en algo específico, para buscar allí la realización, o sea, la manifestación plena de la naturaleza interna.
– Adquirir el gusto por la lectura y la investigación de temas de interés.
– Retroalimentar con personas que hayan pasado por la misma experiencia o por vivencias similares.
– Evitar las personas negativas, conflictivas y egoístas.
– Evitar las conversaciones frívolas o superficiales.
– Rodearse de personas buenas, sinceras, espontáneas, positivas, originales y profundas, ubicar los nichos de interés, tener con quien retroalimentar la experiencia, y aliarse con personas afines para hacer grupos de estudio o proyectos en conjunto.
– Contar con sitios tranquilos en donde se pueda ir a recargarse energéticamente.
– No dejar asuntos pendientes.
– Adquirir la disciplina necesaria para entender las adversidades, no como desgracias sino como retos que estimulan el florecimiento del potencial interno.
– Evitar las emociones negativas.
– Maestría en el manejo del mundo exterior, lograr manejar la Realidad Física siendo asertivo y de manera controlada y consciente.
– Llegar a un punto medio entre los principios o gustos personales, y la adaptación al mundo.
– Esforzarse por ser una persona humilde, ecuánime e impecable.
– Trabajarle al manejo de las emociones y la importancia personal.
– Asesoría familiar. Capacitación de las personas encargadas de la educación de niños neuroactivos.
– Trabajar el manejo de las emociones, evitar las emociones negativas, tener mecanismos de liberación emocional que actúen como “válvulas de escape” para hacer catarsis.
– Desacelerarse, simplificar la vida, cultivar la calma y la serenidad.
– Desaprender lo aprendido, saltar de lo aparente a lo esencial.
– Dedicarle más tiempo a la familia y a los amigos, valorar más el hogar, adquirir el gusto por las labores domésticas.
– Realizar ejercicio físico periódicamente, practicar deportes extremos.
– Evitar los periódicos, los noticieros y la televisión que no sea cultural.
– Practicar un Arte.
– En las vacaciones, preferir el ecoturismo, el turismo cultural y el turismo espiritual.
– Dejar la obsesión por controlar el futuro y vivir el presente con toda intensidad.
– Manejar muy bien la dimensión del querer (ser, expectativa, gusto) y del poder (hacer, voluntad, propósito).

 

Autoterapia Precristal

PROBLEMATICAS PRECRISTAL
– Obsesiones hacia actividades evasivas de la realidad cotidiana, e inmersivas en mundos temáticos.
– Desadaptación social y problemas relaciones.
– Adicciones en general.
– Confusión de identidad a causa de cambios extremos en la personalidad, desestructuración del yo, dificultad de encontrar los talentos y el lugar en el mundo, no tener claro qué me gusta ni quién soy yo.
– Sinsentido, depresión, trastorno bipolar.
– Perder el interés o el placer por actividades que antes se disfrutaban.
– Crisis con respecto al estudio o al trabajo, dificultad en realizar las obligaciones y deberes.
– Ausentismo y deserción escolar y laboral.
– Descenso de la eficiencia y la productividad.
– Déficit de atención, problemas de aprendizaje.

 

 NECESIDADES PRECRISTAL
– Surgimiento del “instinto de temor frente al derrumbamiento de las seguridades ontológicas”, que corresponde a la resistencia al cambio y al temor a lo desconocido.
– En esta etapa se vive la crisis del derrumbamiento del mundo conocido, por tal razón esta etapa es una prueba de fe, la prueba del salto al vacío, en donde se enfrenta la crisis de encontrar la entrada al otro lado de la realidad.
– Enfrentar la desestructuración del yo, ocasionada por el sinsentido en cualquiera de sus formas, y vivir el proceso de salir de las seguridades ontológicas de la manera más calmada posible.
– Lograr manejar la Realidad Espiritual de manera controlada y consiente, desempolvar el vínculo con el espíritu.

 

 SOLUCIONES PRECIRSTAL
– Lograr conectarse o encaminarse con el linaje o camino espiritual que corresponda de acuerdo a la naturaleza interna.
– Aprender a conectarse y a moverse en el mundo espiritual, desarrollar un misticismo personal basándose en alguna de las metodologías para entrar en contacto con la dimensión interior o mundo espiritual, como por ejemplo: Relajación, meditación, oración, rituales ancestrales, enteógenos, canalización, ayuno, yoga, respiraciones, mantrams, caminatas ecológicas, fantasías dirigidas, visualización cerebral, trabajo con los sueños, diseñar los propios rituales.
– En general sirve cualquier ejercicio que active el hemisferio cerebral derecho, y que ponga a la consciencia en contacto directo con la Realidad Espiritual, como por ejemplo: arte, contacto con la naturaleza, animales y mascotas, juegos de rol, deportes extremos, artes marciales, actividades contemplativas, pesca.
– Soltarse de las seguridades sociales y dar el salto al vacío, con el fin de salirse del sistema para dedicar la vida a la construcción de los ideales más profundos.
– Esta es una prueba de fe, y se supera venciendo el temor de lanzarse al vacío.
– Armarse de motivos y de fuerza para romper con lo viejo, y atreverse a cambiar en esos aspectos de la vida que ya no se soportan.
– Adquirir herramientas para entender y manejar el sinsentido.
– Ser consciente del cambio que se está viviendo, para que se pueda sobrellevar con el menor traumatismo posible.
– Llegar al punto de activar la fe y creer, para trascender todas las dudas y temores, y así facilitar el proceso de cambio de identidad y de cambio de paradigma.
– Sensibilizarse por el origen, las culturas Indígenas, lo étnico y la sabiduría ancestral.
– Recuperar el amor por la Tierra, volverse más ecológico y reciclar.

 

Autoterapia Cristal

PROBLEMATICAS CRISTAL
– Vivir desfasado de la realidad presente y del contexto histórico-social, tener necesidades que no encuentren satisfactores en el mundo externo.
– Trastornos mentales, que los límites que separan lo real de lo irreal empiecen a verse difusos o poco claros.
– Locura mística.
– Toda clase de adicciones: drogadicción, alcoholismo, ludopatía, anorexia.
– Dualidad psicológica, personalidad múltiple, psicosis, esquizofrenia.
– Desadaptación social y problemas relaciones.
– Perder el amor a sí mismo, indiferencia, distanciamiento, letargo.
– Emociones desbordadas, irritabilidad, baja tolerancia ante la frustración, llanto espontáneo, nerviosismo, crisis de pánico, reacciones explosivas, rabia contra el mundo.
– Depresión, desmotivación, crisis existenciales, ataques de sinsentido, trastorno bipolar.
– Déficit de atención, problemas de aprendizaje.
– Introversión, vivir en profunda soledad, no tener amigos.
– Semiautismo, aislamiento, sentirse ajeno a los asuntos del mundo, sentirse fuera de contexto, problemas para salir a la calle, sentirse ridículo e incómodo en las reuniones sociales.
– Dificultad para enfocar la atención en las cosas del mundo, ser elevado o despistado, pérdida de la memoria, desubicación temporal, sentir que las circunstancias se salen de las manos, perder el control en el manejo de la realidad.
– Problemas de comunicación y en el manejo del lenguaje, dificultad para relacionarse, no tener con quién hablar, imposibilidad para sostener conversaciones mundanas, imposibilidad de retroalimentar la experiencia.
– Ser incomprendido, marginado, sentirse juzgado por ser diferente, necesidad de ser acogido y pertenecer, no sentirse amado, ni valorado.
– No aceptarse ni valorarse tal cual se es.
– Renunciar a los ideales, dejar de creer en la capacidad para alcanzar los sueños.
– Dependencia económica, tener bloqueada la capacidad de producción, dificultad para plasmar la genialidad en el afuera, producir excelentes ideas pero no lograr capitalizarlas por tener grandes impedimentos.
– Ser incapaz de hacer cualquier cosa que no se sienta.
– Surgimiento espontáneo de dones o habilidades que al inicio no se saben manejar.
– Síntomas físicos: migraña, mareos, nauseas, sueño excesivo, desenfoque de la visión, zumbido en los oídos.
– Pérdida del sentido temporal, desaparece el concepto de días de la semana e incluso el de horas del día.
– Pasar por dolorosos aprendizajes, grandes adversidades, estados de humillación, fracasar luego de muchos intentos, sentirse impotente y abatido.
– A nivel arquetípico, en la etapa cristal se atraviesa por una de las pruebas más fuertes, que han llamado “la noche oscura o la noche del alma, también conocida como la enfermedad chamánica”.
– Ser totalmente neutral ante las emociones, hasta el punto de eclipsar el sentir.
– Ausentismo y deserción escolar y laboral.
– Tendencias suicidas, intentos de suicidio, autodestrucción, perder el instinto de conservación ya sea por dolor o por frustración.

 

NECESIDADES CRISTAL
– Surgimiento del “instinto de activar el Modo Cognitivo Espiritual”, que corresponde al impulso de manifestación de lo latente estructural.
– El objetivo de esta etapa es alcanzar la maestría en el manejo de la Realidad Espiritual de manera controlada y consciente, por eso corresponde al total desarrollo de las capacidades del Modo Cognitivo Espiritual (hemisferio derecho).

 

SOLUCIONES CRISTAL
– Trabajarle a la integración de los yoes multidimensionales negativos.
– Conseguir y manejar los diversos implementos para el misticismo personal: sahumerios, velas, vestuario ritual, objetos de poder, músicas sagradas, instrumentos indígenas, etc.
– Tratar siempre de ser una mejor persona, trabajarle a la depuración del yo a través del manejo de las emociones, los instintos básicos y la importancia personal.
– Aprender mecanismos de activación del Modo Cognitivo Espiritual.
– Los rituales indígenas de sanación: limpias, purgas, búsqueda de visión, toma de plantas de poder.
– Las adicciones y las tendencias suicidas son ocasionadas, debido a que la Neuroactivación conduce a que la persona sienta una creciente necesidad de entrar en contacto con el mundo espiritual, y al no contar aún con la forma para realizarlo, esta necesidad se ve frustrada y se transforma en un sinsentido cada vez mayor; a esto se le suma que la persona neuroactiva tiene una frecuencia diferente a la del mundo, debido a lo cual debe afrontar sola múltiples desventajas.
– Resolver el yo integrando los yoes multidimensionales no trabajados, esforzarse por ser una persona humilde, ecuánime e impecable. Trabajarle al manejo de las emociones, los instintos básicos, la sombra y la importancia personal.
– Reconectarse con el yo interno (la voz de la consciencia).
– Volverse amigo de la soledad, el aquietamiento y el silencio interno.
– Buscar la trascendencia y encaminarse hacia la libertad.
– Guiarse más por el sentir que por lo racional, pero sin perder el equilibrio.
– Alejarse parcialmente del mundo (estudio o trabajo) para dedicarse al estudio del ser interno y al desarrollo de las habilidades mentales. El adulto cristal necesita que lo cubran en los aspectos del mundo que le son imposible de abarcar, ya que toda su energía, su esfuerzo y su tiempo, los tiene depositados en asuntos relacionados con el trabajo interior (de temática mental o espiritual), esto hace que casi todos los aspectos externos entren en crisis, como por ejemplo la supervivencia, el trabajo, el estudio, la familia, las relaciones, etc.
– También resulta de gran ayuda: tranquilizarse, soltarse, creer en el destino, recuperar la fe, confiar en que la vida sabe cómo hace las cosas, aceptar las enseñanzas o las pruebas que lleguen, aprender a fluir con las circunstancias, ser humilde, tolerante y adaptativo.
– Lo más importante es no perder la esperanza, ni dejar de seguir los sueños, ni de creer en el propio talento, buscando siempre el sentido y la pasión.
– Ser realista y asumir la diferencia con respecto al mundo, ayuda a salir del estado de víctima, para enfrentar las circunstancias con una nueva estrategia; dejarse de quejar favorece mucho el proceso ya que cambia la Programación Neurolingüística.
– Adecuar el sitio donde se habite, ya sea la habitación, la casa o el sitio de trabajo, con diseño contemplativo, decoración eco-rústica, espacios temáticos, iluminación tenue y fen shui. Habitar espacios con energía positiva, que generen paz y tranquilidad.
– Incrementar el contacto con la naturaleza, el campo, las caminatas ecológicas, el ecoturismo, la pesca y la sensibilización natural.
– Cultivar plantas ornamentales, jardines y bonsáis.
– Conseguir mascota, practicar la terapia con animales.
– Escuchar y hacer meditaciones con música contemplativa, mística, chamánica, tribal y étnica.
– Aunque lo ideal es poder construir los sueños y al mismo cumplir tiempo con las obligaciones del mundo, lo cierto es que en muchos casos este equilibrio con el mundo se pierde, mientras se logra agarrar bien la parte de los sueños, el sentido y el sentir.
– Entender que la escasez, la impotencia y la presión, no son más que los maestros que enseñan la humildad, la valoración y la compasión.
– Buscar asesoría para aprender a utilizar las facultades mentales que se despiertan.
– Concentrarse en un linaje espiritual y en recorrer su camino impecablemente.
– Saber que es natural atravesar por esta etapa semiautista, caracterizada por grandes pruebas psicológicas y aislamiento social, y que es natural sentirse a gusto y a salvo en el mundo del hemisferio derecho, dejando muchas veces de lado el mundo externo.
– No dejarse abrumar por todo lo que trae la vida o por todos los asuntos pendientes, se debe aprender a priorizar, a simplificar, a centrar la atención (no hacer 20 cosas a la vez), a ser ecuánime y disciplinado.
– Conseguir una pareja estable, lo cual concentra las energías emocionales y sexuales, y permite trascender el instinto para llegar al sentido y al amor.
– Encontrar otras personas cristal, para así tratar de no estar tan solo, ya que en este estado la soledad puede conducir al desgaste emocional, y hasta generar locura.
– En casos extremos es recomendable la Terapia Psicológica Transpersonal y la Programación Neuro-Lingüística.
– Orientación y asesoría especializada para enfrentar los riesgos y las pruebas de la Neuroactivación. Aprender conceptos básicos sobre estructura y manejo de este cambio neuropsicológico, para así conocer muy bien qué se tiene y cómo proceder de la mejor manera ante cualquier situación por difícil que sea.
– Los eventos dolorosos son para propiciar ciertos aprendizajes que se requieren, por lo general las grandes iniciaciones están marcadas por difíciles pruebas en la vida, que generan profundas transformaciones y traen consigo importantes dones; el dolor hace que el ser tenga que moverse y esforzarse para salir al mundo luciendo su nueva identidad. Si la persona se resiste al dolor y a la incomodidad, lo único que logra es hacerse más daño, ya que como se trata de un proceso psicológico y existencial, entonces pasar por esas circunstancias adversas es inminente, es algo que no se puede evadir, precisamente por tratarse de experiencias purificadoras y formativas.
– Rodearse de personas buenas, sinceras, espontáneas, positivas, originales y profundas, ubicar los nichos de interés, tener con quien retroalimentar la experiencia, y aliarse con personas afines para hacer grupos de estudio o proyectos en conjunto.
– Maestría en el manejo del mundo interior.
– Total desarrollo de las capacidades del Modo Cognitivo Espiritual (hemisferio derecho). Desarrollo de las habilidades mentales.
– Conexión con la Realidad Espiritual, cambio voluntario de modo cognitivo (entrada), entrega del Tótem o hacer espiritual.
– Manejar muy bien la dimensión del no desear (no ser) y del no hacer (fluir en el instante presente).

 

Autoterapia Prearcoíris

PROBLEMATICAS PREARCOIRIS
– Enfrentan riesgos de autismo y locura.
– El gran obstáculo de la etapa Prearcoíris es tratar de estructurar el yo a través del camino con corazón, enfrentándose a los no resultados que generan el temor interno y la negación externa.
– No lograr liberarse de la duda y del temor, en lo referente a su retorno al mundo, prolongar el estado de parálisis. Tener dificultades para manejar el mundo nuevamente, no poder sacar toda la genialidad interior.
– Tener problemas con respecto a la estructuración del yo.
– Viven la crisis de llegar al mundo y anclar la nueva frecuencia que se trae.
– Se ven amenazados, porque el estar inmersos en las múltiples posibilidades de la Realidad Espiritual, eso les impide concentrarse en una sola opción y esto no los deja superar la prueba.
– Tienen problemas de sincronización con el mundo.
– Tienen dificultad para seguir su intuición siendo asertivos con las exigencias de la vida.
– Negarse inconscientemente el retorno al mundo, querer quedarse en el paraíso del mundo espiritual, creer que la etapa Cristal es el final del proceso.

 

NECESIDADES PREARCOIRIS
– Surgimiento del “instinto de transformar el pensamiento en acción” (desde el no ser), que equivale a concentrar la multiplicidad para lograr que la manifestación se produzca y se ancle en el mundo, lo cual corresponde al impulso de transformación de la energía en materia.
– Liberar todo el potencial interior y lograr anclarlo en el mundo. Florecer para poder que el yo interior salga al mundo y lo colonice a través del hacer conectado al servicio, este hacer por lo general es innovador, lo que se convierte en maestría por el hecho de marcar la pauta o abrir el camino.
– Lograr trascender la negación y el exilio del mundo que generan el abatimiento del propósito (la noche oscura, locura, ser marginal), con el objetivo de reestructurar el yo y unificar el manejo de ambos modos cognitivos, para así encontrarse con el empoderamiento del tótem y realizar la misión en la vida.
– Reconstruir la identidad yóica para saber quién se es y ocupar el propio sitio en el mundo, con el objetivo de estar haciendo para lo que se fue hecho, y así poder alinearse con el destino.

 

SOLUCIONES PREARCOIRIS
– Estructurar el yo a través del camino con corazón, enfrentándose a los no resultados y a la negación interna y externa.
– Estructurar todas las habilidades mentales para aplicarlas al servicio del mundo, trabajarle a la estructuración del yo y al desarrollo del proceso del Tótem.
– Aprender a comercializar las habilidades y talentos, para poder vivir del hobbie.
– Sacar al afuera toda la genialidad interior, encontrar y desarrollar la nueva identidad: Saber quién se es y para donde se va, desarrollar la pasión y empoderarse de la misión que se tenga en la vida.
– Crear estrategias para reconectarse con el sistema.
Realizar un trabajo de valoración del mundo exterior y empoderamiento del propio hacer en el mundo, que permita reintegrarse a la realidad social, pero ya ejerciendo las habilidades mentales y desarrollando la misión personal.
– Aprender nuevamente a manejar el afuera y a moverse en el mundo, trabajarle a la socialización y a las relaciones.

 

Autoterapia Arcoíris

PROBLEMATICAS ARCOIRIS
– Tener ego, sombra o importancia personal.
– Dedicarse a algo diferente de su misión en la vida.
– No haber introyectado la impecabilidad en la vida cotidiana.
– No ser capaz de administrar sabiamente todo el poder conseguido.
– Malos manejos externos de los dones y habilidades mentales.
– Falta de empoderamiento.
– Que falle o no exista la conexión con el observador.
– No ser capaz de manejar equilibradamente ambos modos cognitivos, ni de moverse en ambos lados de la realidad con igual maestría.
– No lograr adaptarse ni manejar las incomodidades físicas y psicológicas, que acompañan los altos niveles de consciencia.
– Falta de discernimiento y revisión del material canalizado.
– Hacer más de los que se necesita, pasarse de listo.

 

NECESIDADES ARCOIRIS
– Surgimiento del “instinto de unificación de los opuestos”, que corresponde al impulso de todo sistema humano a llegar a la plenitud de su potencial.
– Encarnar el tótem y realizar la misión.
– Integrar ambos hemisferios cerebrales, para así lograr el manejo equilibrado de ambos modos cognitivos, lo cual permite que la persona maneje igual de bien el mundo exterior como el mundo interior, y se convierta en un puente entre la Realidad Física y la Realidad Espiritual, por medio del cual lleguen creaciones y canalizaciones, que contribuyan en la solución de los problemas y necesidades de su comunidad y de su entorno.

 

SOLUCIONES ARCOIRIS
– Trabajar en la depuración del yo y la importancia personal, a través del control de los instintos básicos.
– Si la persona que alcanza este punto no ha depurado su yo lo suficiente, entonces todos los logros y beneficios conseguidos, terminan alimentando al instinto básico que aún conserve, como por ejemplo: Egoísmo, envidia, celos, soberbia, morbo, manipulación, agresividad, facilismo, masoquismo, ambición, posesividad, ira, vanidad.
– Manejo equilibrado de ambos modos cognitivos.
– Liberarse de todo temor y de toda duda.
– Tener muy claras las respuestas a: ¿Quién soy yo? ¿A qué vine al mundo? ¿Cuál es mi puesto en el mundo?
– Dedicarse a realizar la misión que se tenga en la vida.
– Cada persona Arcoíris es como si fuera una máquina especializada para hacer una tarea o una labor específica, esto hace que sólo pueda manejar bien su realidad si está en el área a la que corresponde, ya que si no lo está, toda su genialidad se convierte en algo no funcional, que le puede generar problemas de adaptación.
– Ser capaz de alcanzar el hacer a través del no-hacer.
– Convertirse en canal perfecto por donde se fluye la fuerza y el propósito de la Realidad Espiritual, convertirse en guante del espíritu.
– Incorporar el sentido de la justa medida para aplicar las habilidades mentales en la Realidad Física.

 

Autoterapia Arcoíris Total

PROBLEMATICAS ARCOIRIS TOTAL
– Actuar por intereses egóicos, ser sobornable, tener precio.
– No haber depurado el yo integralmente, tener problemas con respecto a la integración de los yoes multidimensionales.
– No manejar la libertad integral.

 

NECESIDADES ARCOIRIS TOTAL
– Surgimiento del “instinto de alcanzar la completud para retornar al estado de pureza”, que corresponde al impulso de tendencia al cierre, natural en los procesos de todo sistema.
– Lograr la total depuración en los aspectos físicos, mentales y emocionales del ser, a través de la impecabilidad integral.
– Alinearse con la visión del observador para convertirse en un cocreador impecable.
– Descifrar y trascender la comodidad esencial, para alcanzar la Impecabilidad Integral.

 

SOLUCIONES ARCOIRIS TOTAL
– Ser insobornable ante las tentaciones del mundo.
– Manejar perfectamente la dimensión del querer (ser, expectativa, yo, gusto) y del poder (voluntad, propósito, intento), y también la dimensión del no ser (no desear) y del no hacer (fluir en el instante presente).
– Total depuración del yo, alcanzar un estado de no ser.
– Alcanzar un estado de pureza total, ser impecable y puro de corazón.
– Impecabilidad Integral.
– Alcanzar la fusión total con el observador absoluto o supra-consciencia.

 

Autor
Juan David Silva Aguirre
culturaneuroactiva.com

creative comons